Y el jueves 28 llegó…

Y el 28 de julio, jueves, llegó.

Por la mañana mientras trabajaba me llamaron los padres de mi chico que habían recibido el librito con la gran noticia, y estaban realmente emocionados. Qué monos…

Yo seguía siendo cauta, así que les dije que esta tarde después del ginecólogo les llamaríamos para confirmar que todo está ok.

En la consulta, tardaron mucho en atendernos, pero cuando entré me tomó la tensión y me hizo pasar al “potro de tortura” (donde te despatarras para que te hurguen por dentro y se pueda ver en el monitor la eco).

Ahí estaba yo con mis patas sobre los soportes esos, la doctora con la cosa fálica y gelatinosa dentro de mi y mi chico mirando fascinado la pantalla mientras nos contaban que sí, que tenía latido, y q se le veía el cordón umbilical, cosa que no es lo normal.

Acabamos (bueno, no a la vez, yo tuve q quedarme limpiándome el toto de esa gelatina fría y transparente y vistiendome) y la gine me mandó los análisis pertinentes, y me dijo que estaba de 7 semanas. ¡¡7 semanas!! q fuerte, no pensé que de tanto… y que saldría de cuentas el 13 de marzo, ¡¡piscis!! sí 😉

Salimos de allí directos a casa de mis padres, superemocionados los dos. A mi se me fueron todas las preocupaciones. Estaba radiante, no podía dejar de sonreir 🙂

También estaba nerviosa por que se lo ibamos a contar a todos!! ¿Cómo reaccionarían?

Cuando estaban todos en la mesa (menos mi madre, claro, que cual rabo de lagartija, iba y venía y era incapaz de sentarse), dejamos un librito identico al que les hicimos a los padres de mi chico, debajo de la servilleta de mi padre.

Mi padre lo vio y lo empezó a leer, pero le insté a q esperara a mi madre.

Así que este se lo puso debajo de la servilleta a mi madre. Pero mi madre es así, y no quitó la servilleta del plato? NO!! retiró ESE plato y se puso otro. con dos cojones.

Mi hermano estaba de los nervios por que no se lo imaginaba y se moría de ganas por leer el librito al que tan poco caso hacían, mi cuñada estaba supermosca por q sí que pensó que podía ser el embarazo.

Así que mi hermano dijo “A ver, chicos, levantamos todos las servilletas del plato” jajajajaja, y na, mi madre, pasando. A lo que mi brother insistió: “Mamá, ¿Me pasas una servilleta???” menos mal que vio la del plato y POR FIN levantó la servilleta, pero SIN mirar. Y Otra vez: “Uy, mama, q es eso???” y ya por fin vio el puñetero librito…

Cuando lo coge dice q no lee nada, q tiene q ir a por las gafas ¬¬ …

Mi padre le pide que lea en alto; mi madre pasa y lee lo q le da la gana, pasa a una página donde hay una foto de ellos dos, y en lugar de pensar otra cosa suelta un “aaaarg! aqui estoy horrorosa” @_@ y todos: “Madre, por Tutatis, continua…!!!” pasa la página, y hay unos fotos de los padres de mi chico.

Yo ya creo q el tema es más que evidente. Pero not. Aún no cae. La siguiente es un montaje de mi chico y yo de peques. Ella sigue ajena. Y la siguiente, más obvia que todas las cosas, es una ecografía. Y nada, ella continúa en Modo Ahorro de energía… En la eco ponía los nombres que barajamos de nene o nena. Mi padre, q husmeaba por detrás me mira todo tien-no (por fin!!), y la cabeza de mi madre ya parece se pone a trabajar, me mira, mira la eco, y me dice : “¿pero es de verdad????? ¿que son esos nombres???”

Aaaains, alma de cantarus…

Mi hermano y cuñada tardaron un milisegundo en levantarse a abrazarnos cuando mi madre seguía procesando,con retardo, pero se alegró mucho. Mi padre estaba pletórico, mi cuñada no paraba de decir “Por fin seremos tíos!!” y mi hermano me pegó un maxiabrazo, que me emocionó muchísimo. Ha sido la primera vez que me emociono al contarlo. Supongo que de los nervios que tenía… y mi hermano peque estaba también en estado de shock, jajajajaja… aaaains, estuvo genial, la verdad 🙂

Cuando llegamos a casa tenia un whatsapp de mi cuñada super tierno que ponía:

Estamos muy emocionados e ilusionados nos ha encantado la noticia, enhorabuena, disfrutar es un momento increíble nos os perdais nada. os queremos mucho, besos”

y otro de mi hermano q decía:

“que gran noticia hermana! va a tener mucha suerte de contar con una madre así. un paso adelante”

Dioooos, casi me hacen llorar entre los dos!!!

Mi padre me ha llamado esta mañana muy emocionado y alegre, preguntándome cómo me encontraba y que le había hecho mucha ilusión la noticia que les dimos el día anterior;  y dp me ha llegado un sms de Óscar que decía: “Impresionado en estado de shock, no lo esperabamos, pero nos gusta, solo espero que sea una pilila, jaja, besos guay” esos mensajes rarunos de hermano pequeño…

Tb por la noche le pedimos a la prima de Mauri que se conectara al skype que tenia que preguntarle una cosa de una traducción.

Le enviamos un pdf con una ecografía que ponía “Laura, ¿Nos traduces esto??

Así que vimos su reacción en vivo y en directo y fue divertidísimo, jajajajaja, grito un “nooooo” que no se entendería si no nos explicara luego que en ese mismo día había recibido 4 noticias de embarazo. Estaba obviamente flipando.

Después de flipar y flipar y flipar, se alegro mucho y nos hizo las preguntas de rigor… aaains, qué divertido fue…

Esta sin duda es la mejor parte!! ver el geto de la peña!!! 😀

Anuncios

2 comentarios en “Y el jueves 28 llegó…

  1. Madre mía qué llorera!!! Qué bonito todooo!! Yo en mis 6-7 semanas era incapaz de dar la noticia sin echarme a llorar. Ahora disfruto con la cara de pánfila que se le queda a la gente cuando lo cuentas ^^ Aiiiins como me gustan los embarazos, pero me gusta mucho más tu gordito!!
    Besos 😀

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s