Carta a Éric

15_junio_2016_diariodeunaendorfina_Finaescribe2

Qué cosas, nunca pensé que tendría un hijo al que llamaría Éric. Claro que tampoco Óscar. Y ahora cuanto más digo tu nombre, más me gusta. Éric. Óscar y Éric. Me mola.

Querido hijomío, hasta que no te tenga en mi pecho, te mire, te huela y te sienta entre mis brazos, creo que no descansaré del todo. Me se la parte que viene después de un parto, no creas, pero no me refiero a ese “descansar”… No me voy a enrollar, ya te explicaré algún día, lo que ahora te vengo a contar es que después de una pérdida supongo que es normal estar más alerta de todo. Yo que no me considero temerosa, me reconozco a veces preocupada. La imaginación y los miedos son traicioneros.

Tal vez por esto, y ojo que negaré haberlo dicho, prefiero que me des las soberanas patadas que me arreas ahí dentro (tu hermano no se movía apenas nada comparado contigo), porque necesito sentirte, saber que estás lleno de energía y de vida, que te aferres a ella, y por extensión, a mi. Aunque te de por juguetear con mi vejiga como si fuera un puñetero cubo de Rubik, y te vengues después de practicar pilates haciendo piruetas rarunas que me hacen poner los ojos en blanco. 

A veces creo que de una patada ninja de esas que estás perfeccionando dentro de mi me romperás la bolsa, porque mira que golpeas fuerte, criatura…

No se qué haces ahí dentro, pero tengo mucho más molestias que en el embarazo de tu brother. Y la alergia, y este calor de mierda me dejan KO. Claro que también tengo cuatro años más que entonces, soy un pollo duro, hijo. Cuando tengas 20 yo tendré… Omaigat, 59.

Pasapalabra…

Diría que tienes prisa por salir, que la bola amniótica en la que flotas se te está quedando canija para tus casi 2 kilazos de miniser. No seré yo quien te impida salir, que la perspectiva de este verano es… ¿Cómo decirlo en un solo adjetivo? Demoledora. No sabes la de personas desalmadas que me dicen una y otra vez que me voy a comer el peor verano de la historia… Coño, que en verano hace calor y en invierno, frío. Calor hace, pero cuéntame algo que no sepa. Porfaplissss.

También quería decirte que mamá, aquí tu contenedora, ha decidido parar. Y tomar aire. Tomar distancia de todo. Para centrarme en ti, ¿Quizá con las patadas me requerías atención? ¿O es que ensayabas una llave ninja nueva?

El caso es que he necesitado volver a respirar, a flotar, a dejarme llevar porque el ritmo que llevaba no era el mejor. En ocasiones, las mujeres en general y las madres en particular, creemos que podemos con todo. Y qué va. Somos la hostia gestionando tareas y optimizando el tiempo, hacemos verdaderos malabares, pero a veces sencillamente el cuerpo avisa. Y entonces, si no antes, es justo y necesario PARAR.

Y claro, te sientes juzgada por la sociedad, por querer bajar del tren. O espera, ¿No seremos nosotras mismas las que nos juzgamos tan severamente, las que nos boicoteamos, las que nos exigimos demasiado, las que nos ponemos altas metas? Me refiero a una misma. Yo vs Yo.

La mamma está como un cencerro, cariño. Vete acostumbrando…

Gracias a tu padre y al médico aquí estoy escribiéndote esta carta en el solar que es mi blog ahora mismo una mañana de miércoles, donde por cierto, corre el airecito y lo agradezco tanto como un donut a media mañana.

¿Y sabes? Necesitaba hacerlo. Pero no lo sabía. Quería hacerlo, pero no lo hacía. Quería escribir, contarte las ganas que tengo de conocerte, de vivirte. Lo cierto es que tú me conoces a mi más que yo a ti. Sabes mis horarios, conoces a la perfección mis pises con alevosía y nocturnidad, sabes que no perdono los picos de la barra del pan, que me vuelve loca la piña fresquita y que no me acerco al queso ni con un palo, conoces mi voz, el timbre de mi risa, el sabor de mi llanto; conoces (por desgracia) mis ataques de alergia, los besos de papá y del bro, la música que me gusta, sabes que duermo entre un sinfín de almohadas y cuantas veces paso por la ducha al día, porque la mamma se pasa el día sudando. 

Tengo un mes y medio para dedicártelo y dedicármelo, antes de ponerte cara. Y volver a estrenar etapa. A disfrutar de otra maternidad, sin miedos ni canguelos de primeriza. Para disfrutar de ti, pequeño, con Óscar y papá, y recargarme a tope de endorfinas para contarlo en este “diario” 🙂

15_junio_2016_diariodeunaendorfina_endorfamily

 

We are living a celebreixon

Entre las cosas que he aprendido meses atrás es que hay veces que es mejor dejar fluir las cosas. Como cuando en verano te metes en el agua, y te tumbas boca arriba dejándote mecer por las olas.

Parece que, por un momento, podamos dejar toda la mierda que llevamos con nosotros (problemas, marrones, bajones…) bajo la superficie, junto a las algas que se enredan en las piernas y las rocas, y sencillamente flotar sobre ellos.

1_marzo_2016_diariodeunaendorfina_flotar

Como ya sabéis el mes de septiembre fue jodido. Y me dejé llevar, mecer por la corriente de la rutina, la terapia de la charla, y el calor de mi gente… Pero soy de naturaleza inquieta y pronto necesité actividad. No podía flotar eternamente. 

Y parece que el universo tenía un plan B, y para mi era tal avalancha de curro que me distrajo lo suficiente como para mitigar la herida, básicamente porque llegaba tan cansada a casa que no tenía tiempo ni para pensar.

Un mes enganchó a otro y a otro… El plan funcionaba. Fluía. Y una tarde de copas con mis excompañeros de Indra, en concreto con Sem, estuvimos hablando de nuestras respectivas vidas, y mientras sorbía mi segundo Gin Tonic pensé (y así se lo dije) que igual podría estar embarazada (confieso que al hacer este pensamiento en alto, dejé la copa, eh?? jaja)

No le eché cuenta, la verdad, en primer lugar porque no tenía ningún síntoma, y en segundo porque no lo pensaba, y los días pasaron hasta que la víspera de Nochevieja fuimos al ginecólogo al correspondiente chequeo postlegrado (por el tema del hierro, más que nada), y nos dijeron que no solo sí estaba embarazada, sino que estaba de ya de 2 meses. Vamos que en lugar de un bebé, gestaba un ninja que flotaba dentro de mi.

Y yo calzándome  copas de vino, gin tonics, y comiendo carne roja con los frikerizos y batmami como si hubiera un mañana en Garde… En fin, que me quiten lo bailao.

1_marzo_2016_diariodeunaendorfina_finaybebeninja

Lo dicho, servidora espera otro gordito para agosto, con toda la fresca. Un gordito que ha llegado por sorpresa. Un gordito que todo el mundo esperaba gordita (hasta Óscar). Menos yo, que en mi fuero interno sentía que sería otra pitola. Un gordito ninja que me está regalando un embarazo de lujo. Si no fuera por la barrigola, las tetas de Pamela Anderson y el hambre tuentiforagüers, no me enteraría.

Por si eso fuera poco, también tengo que anunciaros que nos casamos. En abril. Por lo civil. Mauri, Óscar, bebé ninja y yo. Lo celebraremos con todo mi bombo, la familia y amigos más íntimos con una comida de lo más informal, una calçotada para ser más exactos. Salivo solo de pensarlo.

1_marzo_2016_diariodeunaendorfina_calsotsandlove

La vida fluye, otra vez, dentro de mi. Y también fuera, a mi alrededor. Y me siento de nuevo flotar. Quizá sea el estado zen que alcanzo cuando estoy embarazada, pero me siento tan agradecida a la vida, a mis amigos, ¡Y qué amigos! No me puedo sentir más orgullosa de ellos. A mi familia, siempre ahí cuando les necesitas, a mis hermanos que son la ostia, a mis padres, únicos. A mis chicos, a mis amores, que son mi vida entera. Endorfinas, venid todas a mi. 

Tenía tantísimas ganas de escribirlo que no me creo que esté ahora frente al ordenador mientras las palabras fluyen prácticamente solas.

Afortunadamente sigo trabajando fuera entre semana -me encanta mi trabajo, confieso-, y parte de los fines de semana (de ahí mi poquita actividad por estos lares y redes sociales). Pero también saboreo el 1.0 como nunca. Así que me perdonen ustedes las prolongadas ausencias.

Gracias por seguir ahí 🙂

Se os quiere.

La más endorfinada de las Finas ^^

Sorteo All You Need Is Love

Parte moñas:

Me lo vais a permitir porque ayer día 15 fue nuestro día (es que no me da la laif, escribo esto a la 1am ¬¬). Y además ocurrió como entonces, hizo un día gris y lluvioso. Que no amilanó mis ganas de plantarme en el Prat. Así como soy yo, que primero hago las cosas y si eso ya después las pienso.

Me planté sin maleta, con un libro de anatomía y un ejército de mariposas en mi estómago. Porque no tenía na más que eso, que no me entraba comida desde hacía días, chiquillo, tampoco dormía… Me tenías enamorada hasta los cartílagos, criatura. Un mes más así y se me queda un tipín ideal 😛

Mientras escribo esto canturreo el “All You Need Is Love… Pá pa ra va pááá…” me sale una sonrisa. Y esa sonrisa es por ti, y pa’ti, moreno mío. Gracias por existir, por estar ahí, por ser mi amigo, el pater de mi churrumbelillo, mi chico, mailof… ¡Tantas cosicas ere, cari! Ains, que te quiero, amore ^^

16_junio_2015_diariodeunaendorfina_aniversario

Parte del Sorteo:

Y como we are living a celebration, quiero sortear 3 packs como estos, de productos Suavinex. Cada neceser incluye una esponjita, la loción de masaje Suavinex y el Gel Nutritivo Suavinex.16_junio_2015_diariodeunaendorfina_sorteo_suavinexPara participar en el sorteo tenéis que:

  • Seguir mi Fanpage de Facebook (importante porque será ahí donde comunique los ganadores!!)
  • Dejar un comentario (debidamente identificado. Amigo anónimo, deje usté un email u otro contacto, hágame este favor) en este post sobre el amooog o sobre lo que te salga del señor Pinrel ^^
  • Compartir el sorteo en tus redes sociales con el hastag #SorteoAllyouneedislove

El sorteo estará activo una semana, el martes 23 de junio os comunicaremos los ganadores a través de Facebook!!! Estad atent@s 😉

[Sorteo válido para dentro de la península]

Na más, querid@s míos, ¡A participar y a quererse mucho! MUAAA

::: Sorteo cerrado. Resultados en la Página de Facebook de Diario de una Endorfina ¡Gracias a tutti!:::

La pirámide del amor

Óscar os quiere confesar sus gustos principales, haciendo un mix entre las cosas comestibles y las que no…. (Por cierto, no os conté que hace tiempo que le cortamos el pelo… episodio que da para otro post, porque gensanta, la que nos montó…)

8_ABRIL_2014_diariodeunaendorfina_oscarpresenta

Un día la frikeriza me dio la idea de organizarlo todo en una especie de Pirámide del amooog, y me pareció muy buena idea, así que, haciendo un resumen (porque son muchas las cosas que le gustan..) estas serían las básicas e imprescindibles en la vida de mi gordo:

8_ABRIL_2014_diariodeunaendorfina_piramidedelamor

Óscar no puede vivir sin su mono Amelio (Am para los amigos), amor de sus amores, primer amigo y bálsamo oficial de ansiedades, pero he de decir que cuando le plantas un plato de comida frente a sus narices, Amelio es vilipendiado y lanzado a tomar por culo: El papeo es es el papeo. Y punto pelota.

  1. En la cúspide, no puede faltar ni el pan ni el bizcocho de mi tía, casero, sin lactosa y con poco azúcar. Llama a las dos cosas por igual “Pa“. El catalán se va notando: Bizcocho en catalá es Pa de pessic, y pan es pa. Vamos, que la economía del lenguaje de mi gordo funciona a las mil maravillas… No hay día que no repita la palabra “Pa” unas diez veces al día (aunque solo se lo damos una vez al día). Podría entrar en este grupo el pan de molde.
  2. En segundo lugar, los lácteos… ¿A qué niño no le gustan? Es oir la palabra “yogur” y volverse los ojos del revés. Y la leche se la bebe como si no hubiera un mañana.
  3. Es ponerle garbanzos, pescado blanco y/o los guisantes y aplaudir. Sí, lo habéis leído bien. Óscar, como sus tíos (usease, mis brothers), se pone tan contento que canta, bailotea y aplaude cuando le ponen para comer/cenar alguna de estas tres cosas… Y si está todo junto, mejor que mejor.
  4. Su monito. Desde que nació le acompaña en sus juegos, duermen juntos y le profesa amor eterno. El día que nos olvidamos del mono: Drama nacional.
  5. ¿Qué decir de Chewy? Ya lo sabéis todo! Óscar la llama cada día como si por arte de magia fuera a entrar por la puerta de su cuarto (confieso que utilizamos tanto Mauri como yo el nombre de la Chewy como comodín del público para convencer al peque de hacer algo, y ¡Funciona! ^^)… Angelico mío, está deseando verla. Aunque no he sido capaz de decirle que en Barcelona ha conocido al batbaby, churrumbel de la Batmami y ha surgido el amor… Pobre mio u.u’
  6. Y en último lugar, y por este orden: Papi (=Peppa Pig), Mau (= Mickey Mouse) y Boba (= Bob Esponja). No se cansa de verlos en cuentos, en la tele, en muñecos… Puñetero merchandising.

En fin, en general estamos en una etapa en la que ya define muy bien lo que le gusta y lo que no… Y ya ha empezado con la ropa, ¡Ay la que me espera! Aunque por ahora, se deja convencer… ¿Hasta cuando? Continuará

Diferencias entre niños y niñas o el abismo de Helm

Que existen diferencias entre los niños y las niñas es un hecho.

Nada nuevo bajo el sol.

Pero entre algunos hay más que diferencias. Hay abismos. Como si vivieran en mundos paralelos donde jamás llegarán a converger, aunque compartan el espacio vital.

No tengo muchos niños a mi alrededor, pero sí los suficientes para haberme fijado en esto, tanto con los sobrinos de Mauri, dos chicos, como con mis sobrinas, e hijos/as de amigos (pocos). Pero mi trabajo de campo se fundamenta básicamente en la relación Óscar/Chewy.

chewy_gordo_27_febrero_2014

Chewy es la hija de los padres frikerizos, como ya sabréis los que me leéis. La criatura en cuestión, a parte de ser un bellezón y simpática a rabiar, es lista la joía a más no poder, espabilada desde bien pequeña y dicharachera. Comparando a Óscar con ella, el gordo parece un trozocarne con ojos.

Es verdad que ella se sale de la media, me da igual en este caso niño o en niña. Es la excepción de las pautas de acción de cualquier niñ@. Habló (palabras sueltas, pero perfectas) y anduvo desde antes del año y siempre ha demostrado tener gran inquietud por conocer, aprender y diría que razonar. Es nuestra pequeña Bob Esponja. Lo absorbe todo (palabrotas included).

En nuestro obsesivo empeño porque se quieran, solemos quedar bastante los padres del portento y nosotros y he podido observar la interacción entre ambos y cómo es el comportamiento de los dos ante los mismos hechos. Cómo reaccionan, cómo aprenden y cómo descubren.

Mientras que Chewy  lo pilla todo al vuelo, repitiendo palabras prácticamente a la perfección, e incluso pudiendo mantener  una conversación con ella, mi gordo apenas responde a su nombre (se lo que estáis pensando: “Jodía, si le llamas Gordo, qué pretendes?” pero no, yo a él siempre le he llamo por su nombre, Óscar ^^).

charlaChewyOski_27_febrero_2014

De hecho entre ellos dos parece que tienen charlas (bueno, ella habla y él mira xD), pero se que Chewy necesita mayor estimulación de lo que le puede dar Óscar. Para compensar, el gordi le da besitos y a veces le intenta abrazar (“Vale, no soy Stephen Hawking, nena, pero conmigo nunca te faltará amoooog”), pero Chewy pasa bastante.

Mientras una ya sabe de liarte y reclamar lo que quiere cuando ella quiere, el otro es un bebote encerrado en un cuerpo de niño grande al que se le distrae fácilmente de su objetivo.

A una no la puedes poner Peppa Pig y olvidarte de niña (porque te mira del palo “Quítame a esta gorrina estúpida, léeme la segunda parte del Quijote”), y al otro le pones Bob Esponja en bucle y puedes irte a hacer pis  y si me apuras, hasta ducharte.

Con una puedes ponerte a dibujar páginas y páginas de maravillosos estampados que bien se podría vender a Ikea; con el otro creo que tan solo conseguirás una línea porque el lápiz acabará mordisqueado y lanzado por el salón a modo de flechas apahoes.

lapicesmachacados_27_febrero_2014

Chewy actúa; Óscar observa pero no toma decisiones, y estando Chewy, por lo general,  hace lo que ella haga.

Chewy se concentra con un libro; Óscar te lo lanza a la crisma.

Óscar sigue usando de forma recurrente el “mmm” mientras señala con el dedo para indicar lo que quiere (hemos vuelto a la etapa de soymudito, las palabras las usa los días de fiesta y los de guardar ¬¬ ), mientras que la Chewy te lo dice a las claras, sin rodeos.

 que ver. Cada uno viene de su planeta, no se si de Venus y de Marte.  Verles juntos es una performance porque según el día, la cosa cambia. Hay días que la Chewy le deja caer algún beso, otros en que ni se miran, y otros en los que el gordo persigue a la Chewy como si fuera la mofeta al gato “Olalá, mon amouuuuug

Mis conclusiones son :

  • Aunque cada niñ@ lleve su ritmo, los niños y las niñas son diferentes. Hay un puñetero abismo entre ellos. Por lo general, ellos más bruticos; ellas más tranquis.
  • Óscar bebe los vientos por la Chewy.
  • Chewy prefiere a los niños de 11 años (confirmado por su madre). Snif...
  • Y que se lo pasan pipa cuando les da por jugar juntos (aunque sea de higos a brevas)

cuores_27_febrero_2014

Miércoles mudo: La cara B del Endorfina Mix

CaratulaEndorMix2B

Miércoles Mudo: Endorfina Mix

EndorfinaMix

Haz click sobre la imagen si quieres saber de qué va esto 😉

Flipando

Mi chico me abraza recién levantada. Está muy emocionado. Y me emociona a mí, claro. No soy muy consciente, la verdad.

Llamo al ginecólogo que me da cita para el jueves 14 de julio a las 18.15h.

Mi mejor amiga está como loca y me dice todo lo que debo y no debo comer.

A las dos amigas con las que fui al norte cuando me preguntan por mis sospechas les confirmo el embarazo. Ambas dos flipan. Una de ellas se muestra más comedida, la otra se muestra más expresiva. Lo agradezco por que me siento rara, estoy en paro y estoy embarazada. Hoy en día es una pequeña gran incongruencia. Pero la amiga expresiva me dice que todo va a ir bien, y me dejo mecer en sus palabras.

La amiga que más flipó sigue flipando todo el día.

Yo también.