Cita con el dentista

Ya podía haber heredado de la mía mamma sus increíbles ojos azules o esa mano innata para la cocina, pero no, heredé su sarro y la sensibilidad supina en las encías.

Desde que estoy embarazada, tengo episodios de sangrado de encías. Afortunadamente no es continuo, va por épocas.

Y ya tocaba una visitilla al dentista, para que me hiciera una limpieza bucal incluyendo quitar el sarro (con el que se podría alicatar un cuarto de baño) y mirarme el tema de mis encías sensibols.

tolai en el dentista

Me dijo que es totalmente normal, que no me preocupara y me recomendó que no usara un colutorio normal para encías sensibles o para el tema de gingivitis, que me enjuagara con agua y sal y a correr.

Para mi sorpresa, no había acumulado mucho sarro, así que eso, para mi, es todo un notición 😉

Ojalá no heredes este “bonico” regalo de tu madre y abuela… por que vaya coñazo…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s