Desmitificando

Hay frases y frases. Pero cuando eres madre, y además primeriza, como que escuecen pelín más. (Quiero creer que la que es madre por segunda o tercera vez, es inmune a este tipo de opiniones)

¿A qué frases me vengo a referir? Pues perlas tales como:

“Uy, este nene cómo se chupa el dedo, ¡Mira, mira! Uuuuh, pues como se acostumbre, ya verás, ya… -amenaza chunga-. Tengo una prima que tiene 18 añazos y de vez en cuando se esconde para meterse el dedo, ¡No te digo más!” Me gustaría verla a usted intentando dormir a la bolita… JA!!

“¿Que no le has dado teta? – Si yo le contara, señora…- Pues los nenes de biberón tienen menos apego a las madres” Y se queda más ancha que larga y yo con la lágrima a punto…

– “Mucho coges tú al peque en brazos. Mira que luego se acostumbran y no hay quien les baje a tierra! Se hacen vagos y no quieren caminar – OMG! mi hijo tiene 4 meses solo!!-. El hijo de mi sobrina es una cosa mala, no hay forma de sacarle de los brazos de su madre” 

– “Este niño está muy gordo – ya, pero mide mucho, es que es grande y largo-. Vigílalo, que mi primo empezó así y ahora es obeso“. Ole, ole y ole.

– “A los niños hay que dejarles llorar, que se malacostumbran y luego no saben valerse para nada en la vida – Señora, le invito a degustar los decibelios de la criatura-. El nieto de la hija de la cuñada de mi vecina –me perdí– no sabe hacer la O con un canuto, y eso es por exceso de protección”  Tócate.

Lo mejor de todo es que se quedan tan pichis, lo sueltan a bocajarro, y te quedas con un geto tal que así:

(*) Puedes hacer clic sobre la imagen si quieres verla más grande

Generalmente son señoras, conocidas o sin conocer, con una gran necesidad de compartir con el mundo (contigo, para tu desgracia) su “sabiduria” ilustrada con “casos reales“. Además que te lo dicen con el ceño fruncido, donde casi podemos leer “True story, maja” en su mirada. Lo peor para tí es que huelen tu acojone y saben que te dejan “Touché“.

Al día siguiente, desmitificas. Y piensas que no puedes hacer caso a la “casquería” de las leyendas urbanas. Vas a tu pediatra y le haces hábiles preguntas sin que parezcas preocupada, y él como que se descojona en tu cara y te dice que disfrutes de la bola cárnica tranquilamente. Rayaeras Not. Señoras desaprensivas, tampoco.

Anuncios

2 comentarios en “Desmitificando

  1. Jajajaja. Eres la mehooooo! La mejor amiga del mundo ( y no te dieron libro de instrucciones, verdad?), ( hablo x el fader)- la mejor pareja del mundo, la mejor hija, nieta y en definitiva persona que conozco, perdona, Cómo no vas a ser la mejor mami? Si además has elegido al mejor pediatra!!!!! Jajajaja
    Te quiero mamiiii!
    Feo: EL HADA MADRINA

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s