Come y caga

Come y calla, not. Come y caga. Y no, no es un imperativo. Es lo que a veces hace la criatura mientras come, digo yo que para no perder tiempo.

Cuando se está acabando el yogur empieza a no mover los brazos, como si le hubiera dado un aire, a sudar, a mirar fijamente a la nada, a ponerse rojo sastamente igual que su babero, y a hacer un sonido gutural que riéte tú de las psicofonías del Palacio de Linares. Las primeras veces creía que se estaba atragantando, y como las locas (pelos included), le sacaba de la trona rauda y veloz y le daba palmaditas en la espalda mientras le miraba atacada con cara de un personaje de Urgencias rollo “Le perdemos, Joe, ¡Le estamos perdiendo, maldita sea, Joe!“.

No more dramas, porfaplis.

A los minutos, su cara volvía a su color habitual, sus manos rechonchas a aletear cual gorrión y un intenso olor a cacona deluxe iba subiendo de abajo a arriba dejando mi pituitaria totalmente acartoná.

Habemus caconas. Qué digo caconas, material tóxico, arma de destrucción masiva, abono pa’l campo, dinamita pa los pollos.

Y en su estado ya de bebé normal, ya no poseído por el espíritu All Bran, echándome una sonrisa de “ayqueagusticomehequedao” abría su piquito de Piolín ibérico Pata Negra y pedía como si nada la mandanga de turno, ya sea el puré, el yogur, o la fruta. Tan pichi.

Es lo que tiene tanta fibra así toíta de golpe. Ahora multiplica esta acción por tres, por que la bolita cárnica es un reloj suizo de engranaje perfecto: en el desayuno, en la comida y en la cena (menos mal que en la merienda no, por que ojito la de pañales que gasto al día… Desde aquí aprovecho: en navidad dejaros de juguetes, ¡Pañales!). O bien lo hace mientras devora el papeo o al cabo de rato, pero es cuestión de esperar y… Tachaaan! Mojón power deluxe pa’ti…

Anuncios

12 comentarios en “Come y caga

  1. Qué bueno!!!! El dibujo es buenisimo. A mi eso no me ha pasado, pero a los niños los dejaba un rato por ahí jugando antes de meterlos en la cuna a dormir por que era cuestión de 10 minutos que después de comer hubiese que cambiar pañales…. jijijiji

    Me gusta

  2. Jajajaja. Con lo q le ha gustado siempre a mi Sue eso de andar cn cacotas! No quieres sopa? Ea! Pues toma 2 tazas! Y ayer mismo fueron 5 de ellas…arsa! Pues todo sea x nuestro súper cagón campeón! The champion leage of cacotona!!!!!

    Me gusta

  3. A mi nena le pasaba también, pero a ella en cuanto descome hay que cambiarla sino se emberrincha que no veas.. asi que a medio plato de puré había que sacarla de la trona, cambiarla, regresarla, recalentar el puré.. uff! menos mal que ya no lo hace jaja.
    Saludos 😀

    Me gusta

    • ¿En serio? ¡Menudo jaleo! Por ahora el gordito de eso no se queja ¡Al tiempo!… Bueno, obviamente al cabo de un rato, me llama la atención en plan “madre, porfaplis, proceda a la retirada de escombros” jejejeje
      ¡Un abrazo!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s