8 meses o the feliciano’s way of life

Han pasado a penas 15 minutos y ya le he cambiado 3 veces de pañal al gordo. Una primera vez de pis, tenía el angelico todo el embalse de Santillana en el pañal y sin quejarse na de na. La segunda y la tercera eran dos armas de destrucción masiva nivel premium que me han empañado las gafas.

Lo del cagar con esa algarabía la achaco yo a la verdura (que ya le incluyo calabaza y calabacín) y a la fruta radioactiva que se come en el potito (sí, aún sigue en sus trece, que  mejor si eso se la come Rita, prefiriendo el potito, menos con su abuela, que el joío crío se lo come toíto tó sin rechistar y me deja a la altura del betún). Lo dicho, un no parar.

Tengo una amiga que vive fuera de España y que, como el Almendro, vuelve a casa por Navidad. Me ha preguntado qué quiero que le regale a la bolita cárnica por Reyes y yo le he dicho que pañales. O ropa, que al paso que va la criatura pronto se podrá poner los calcetines de su padre, ¡Virgen del abrigo de pana, qué talla de pinrel se gasta el gordo!

Luego le dije a mi amiga que lo que ella quisiera, que se que la dejé a cuadros escoceses. Y a mí las cositas con muchos colorines y sonidos molones de FisherPrice siempre me han tirado.

Y es que Óscar es un morlaco, ¡Gasta ropa de 18 meses! Y tengo la espalda pa los pollos, oiga usté. Bañarle sola se ha convertido en todo un reto, en un adiestramiento militar, de aquí a la halterofilia, un pedo. Un día me levantaré y me quedaré como el Pozí pa’siempre. Al tiempo.

Hoy, justo un viernes como hoy hace 8 meses nació mi gordo con su cabezacono y ese color amarillo Simpson típico de la ictericia. Sus primeros días se los pasó tomando el sol como un lagartijo. Y cagando, en concreto meconios. Ya nos lo iba avisando.

A día de hoy este sería el balance del gordo: Es un niño muy risueño, sociable, divertido, con tendencia a partirse la caja por todo; poco o nada llorón (solo cuando ve el biberón y tiene hambre, se vuelve loco); tiene ya cuatro dientes y ni se ha quejao, la criatura; es muy observador, también hablador (es un espejo de aquí una servidora, pa bien o pa mal…), se decanta más por el pa-pa-pa-pa y el (Lady) ga-ga-ga-ga que por el ma-ma-ma-ma; le agobia que le achuchen (estira el brazo en modo “que corra el aire”) aunque le gusta que le den besitos y le hagas cosquis; está fascinado con los patitos del baño (se tira en plancha a por ellos aunque aún no sea capaz de sujetarse, “Jerónimooo!”) y con sus manos; soy tan cansina, que a fuerza de cantarle la canción de “5 lobitos…” mientras giro mi mano, que el pobre es escuchar la canción y cual autómata estira los bracitos y gira las manitas rollo Mazinger Z. Lo hace pa que me calle, lo se, y no me importa por que me lo como a besos. Y también es tragón y cagón como ya sabéis.

También tiene su carácter, ojo. Cuando no quiere algo te lo hace saber, ahí va un ejemplo ilustrativo: si no quiere más puré (a veces no es que no quiera, es por tocar los webs y medir su power): cierra la boca con fuerza y empieza a mover la cabeza rápidamente de izquierda a derecha así too fast too furious (como las locas, vamos) y os prometo que no hay forma humana de alimentarle. Aunque por lo general es tranquilo y pachorrón, cuando se emociona por algo (gente que le haga caso, ve a un niñ@/perro/gato/cualquier cosa que se mueva y haga con él contacto visual) se transforma en Pocholo y no para quieto.

Nos contamos nuestras cosas, cantamos (bueno, yo, el da grititos), lo pasamos muy bien, esa es la verdad. Bueno, conmigo y con cualquiera que le regale una palabrica y una sonrisa. Así de poco pide él. Es the feliciano’s way of life 🙂

Anuncios

8 comentarios en “8 meses o the feliciano’s way of life

  1. Yo no sé que tienen los niños de hoy en día, que las ropas de su edad no les valen. Pero vamos, 8 meses y talla de 18, joer, te va a salir un baloncestista desde ya. Así que el futuro ya lo tienes “ganao” y más con esa rotación de muñecas, de hacer los 5 lobitos!! 😉

    Me gusta

    • Jajajajajajajaja, qué bueno! Ahora que lo dices, la verdad es que todo encaja! Aaaains, a ver si nos sale un Gasol y nos retira a su padre y a mi que se nos caen los ojos con tanto ordenador ^_^
      (Pa entonces llevaremos gafas de rompetechos :P)
      Un besote!!!

      Me gusta

  2. Aiiiiiiiiins!!! Que-me-lo-como-tontero! To entero no, no nos vamos a engañar, que con esa talla 18 da para alimentar una familia de pueblo de 32 miembros en la cena de Nochegüena.
    Con sus cacas radioactivas para dar dramatismo a la historia y todo, y no le resta un ápice de ternura! :_)

    Besetes familia!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s