La chica del legrado

Tenía previsto contaros cómo nos fue la Operación Pañal de Óscar, sin embargo, las circunstancias mandan y este post no va a tener ni dibujines ni está escrito desde el humor que caracteriza a este blog. Y además me ha salido más largo que un día sin pan, pero no he sido capaz (tampoco he sabido) de resumirlo.

Pero necesito contarlo, ponerle nombre y que, al fin, eche a volar.

Os resumo: A finales del mes de julio supe que estaba embarazada. Cual fue nuestra sorpresa cuando nos dijeron que venían dos. Lo cierto es que me pasé el mes de agosto en shock, intentando hacerme a la idea. A mediados de dicho mes, nos dijeron que el crecimiento de los sacos vitelinos no correspondía a las 6 semanas de las que creían que estaba, y me avisaron que igual sufriría un aborto diferido. A la semana siguiente nos dijeron que una de las placentas estaba ya vacía y en la otra, aunque ya se había formado un embrión, no había latido y además un gran hematoma amenazaba con expulsar, no solo a la placenta vacía si no también a la otra. Me recetaron progesterona y reposo absoluto (todo el reposo que se puede tener con una criatura asalvajada – por el verano- de 3 años). Me citaron para la semana siguiente, para el 3 de septiembre. Ahí nos dijeron que el embrión que quedaba tampoco habría sobrevivido.

Desde que nos avisaron de la amenaza de aborto hasta que nos confirmaron que finalmente no había vida, aunque con pena, nos habíamos ido haciendo a la idea de que el otro tampoco iría adelante. Supongo que es una forma de prepararte previamente a que te den la noticia, y no albergar demasiadas esperanzas, ya que la cosa no pintaba bien. Así que a partir de ahí, lo que queríamos era acabar cuanto antes con todo e intentar pasar página.

Nos ofrecieron dos formas de finalizar el aborto que mi cuerpo ya había iniciado:

  1. Legrado evacuador: A favor: es rápido, te duermen. En contra: Requiere quirófano, y entre sus efectos secundarios se cuentan hemorragias, infecciones, lesión en órganos vecinos, perforación de útero… Te lo explican todo en la documentación que te hacen firmar en el consentimiento informado.
  2. Tratamiento médico con Misoprostol : Se trata de un tratamiento con pastillas. A favor: 4 comprimidos vaginales por la noche, cuatro por la mañana, y pasas un día malo manchando tipo regla (más fuerte), pero en tu casita, tirada en el sofá y/o cama, enchufándote ibuprofeno y paracetamol. Su tasa de éxito está en 85-95%. En contra: sus efectos secundarios tales como dolor, sangrado excesivo, nauseas, vómitos, diarrea, dolor de cabeza, astenia. Después de este tratamiento te citan en el Hospital para una eco y comprobar que todo este Ok (o no). También te hacen firmar un consentimiento.

Tenía la experiencia de una amiga que había sufrido un aborto similar; ella optó por las pastillas y le fue bien: lo expulsó por sí misma. Y opté por el segundo.

La noche la pasé bien, y la mañana del 4 de septiembre también, si bien manchaba y tenía molestias, no puedo catalogarlo de dolor. Pero por la tarde se complicó el asunto. Hubo un momento, calculo que fueron horas, que no podía ni levantarme del váter de la cantidad que estaba echando. Mi pobre niño venía a preguntarme si estaba bien e iba corriendo a Mauri a decirle que a mamá le dolía mucho la tipita, porque era incapaz de estar erguida, solo estaba más o menos mejor encogida sobre mis piernas.

En uno de estos momentos, y no me preguntéis en qué estaba pensando y sobre todo por qué coño lo hice sola porque no sabría contestaros, me dije “me voy a dar una ducha calentita“, y supongo que os imaginaréis el resultado. Me caí redonda dentro de la ducha, la cabeza me daba vueltas, pinchazos, oía ruidos, los ojos me hacían chiribitas y la bañera… La bañera parecía sacada del atrezzo de La Matanza de Texas.

Tal cual llegó Mauri con un zumo de naranja y plátano para que me repusiera, y me vio (pobre mío, menuda estampa >.<), llamó a emergencias para que vinieran a por mi, y después a mi hermano César para que se llevara al peque (por Tutatis, que el peque no me viera así).

Mauri me sacó como pudo de la bañera, me secó me vistió y me puso encima de la cama de lado tal y como le pidieron los de emergencias que se presentaron enseguida en casa. 5 personas cargadas de trastos y enchufándome cables y cosas por todos los lados.

Mi hermano llegó y se llevó a Óscar antes de que me sacaran en camilla, ida perdida, tiritando y con sudores. Vamos, pa’chopped.

Hospital-Infanta-Sofía

Afortunadamente vivo cerca de un hospital, así que tardamos muy poquito en llegar. Decir que los de emergencias fueron amables, cariñosos y simpáticos es quedarse corta, porque fueron fundamentales para tranquilizarme.

Una vez allí, la ginecóloga de guardia me examinó y pidió un quirófano para practicarme un legrado de urgencia: para toda la sangre que había perdido no era normal que las placentas siguieran dentro.

Me prepararon para entrar en quirófano. Yo oía como se referían a mi como La chica del legrado. Me tuvieron que hacer una anestesia de cintura para abajo porque había tomado medio zumo (sí, Mauri insistió en que me tomara el zumo) y no podían arriesgarse a hacer la general (para la que se requiere ayuno). Me explicaron todo, paso por paso, tanto de la anestesia como de la intervención. Todo el equipo médico se portó de 10, fueron muy atentos conmigo preguntándome en cada momento cómo estaba, si me dolía, bla bla.

Calculo 10 minutos de intervención donde pude escuchar que había perdido mucha sangre. Después me llevaron a reanimación (porque aún no tenía habitación y era posible que pasara allí la noche) donde pude ver a Mauri y a mi hermano que vinieron a verme hasta las 10, hora en la que debían abandonar la sala.

No soy muy llorona, pero confieso que la situación me superó. Sobre la cama de mi cuarto mientras me pinchaban, me entubaban y demás, lloré; en la ambulancia, lloré. En el quirófano, lloré. En la sala de reanimación, lloré.

De miedo, de dolor, de pena.

No podía parar, no podía controlarlo.

Me encontraba bien pero la anestesia empezaba a dejar de hacer efecto y el dolor volvía de nuevo. Hubo un cambio de guardia y los que se iban explicaban a los que empezaban el turno los diagnósticos de las que allí estábamos, una anciana de -calculo – 80 años que dormía plácidamente y yo, La chica del legrado. Una de las enfermeras nuevas, a parte de palique (que le agradecí hasta el infinito porque estaba terriblemente aburrida y con la de cafés que me había tomado tenía los ojos como un búho y mi cabeza a mil de pensamientos por minuto) me puso un calmante y me preguntó cómo estaba, que lo sentía mucho y que iba a hacer lo que fuera para conseguirme una habitación para que mi chico pudiera estar conmigo y no pasarla sola.

Y lloré, una vez más, porque la humanidad que desprendía esa chavala sobrepasó mi nivel de hormonas viajando locas cual pollo sin cabeza por mi cuerpo.

Me siguió doliendo más y la enfermera de mis entretelas me dijo que me iba a poner una droga maravillosa, que ya verás. Me hizo efecto enseguida, era como si estuviera pedo, qué maravilla, oye… ¡Vivan las drogas!

Después de muchas llamadas escuché que La chica del legrado tenía una habitación, la 466. La enfermera maja vino a contármelo un poco compungida “lo siento, no he podido conseguirte otra. Es que esta es la que está justo en medio de la planta de gine y estarás rodeada de bebés”. Me encantaba la empatía de aquella mujer, pero de verdad que en ese momento lo que quería era poder estar con mi chico. Me daba igual que hubiera bebés.

A las 11 y algo me subieron a planta, y por fin vi a Mauri. Pobre mío, que carita tenía… Claro que la mía era de Walking Dead total.

No dormimos mucho porque entraban a cada rato a cambiarme la vía, a sacarme sangre (“Mira que me queda muy poquita” les decía bromeando) y también volvía a sentir de vez en cuando dolor abdominal. Vino la enfermera que me ayudó a llegar al baño a orinar. Después no paré de hacerlo muchas veces, y me desvelé otras tantas. No creo que durmiera 4 horas seguidas.

A las 7 estaba ya más que despierta y famélica. Ya no me dolía nada, aunque me mareaba un poco. Yo creí que era la falta de sueño. Después me explicaría la doctora que no, que era por toda la sangre que había perdido, que estaba muy muy floja. Me pusieron una bolsa de hierro en vena y un tratamiento de 3 meses de hierro de 2 comprimidos al día, o sea que podía imantarme a la nevera si quería.

Hierro-en-vena

La ginecóloga vino a explorarme y me vio los bajos en particular y a mi en general, muy bien. Me dijo que en cuanto acabara con el hierro en vena podría irme a casa.

Este fin de semana he tenido mucho tiempo para descansar y pensar (Mauri no me deja hacer nada), y no puedo evitar tener en mente a todas aquellas amigas y otras personas que me han contado experiencias similares e incluso peores, en el dolor que se siente, hablo de dolor emocional y dolor físico. Y de nuevo, no puedo evitar llorar (sí, estoy deshidratada de tanto hacerlo!) sentirme vulnerable y pequeñita. Y por qué no, soltar lastre, dejar a la tristeza salir para limpiarse una, llorarlo todo, para poder empezar de nuevo con más fuerza, porque cuando se toca fondo solo queda impulsarse para subir más alto.

No estoy ni bien, ni mal, sino todo lo contrario. Sé que pasará, sé que muchas mujeres han pasado por esto. Sé que pasaremos página. Sé que pasaré página. El libro de nuestras vidas tiene taaantas páginas aún…

No sé si este post ayudará a alguien. Por lo pronto lo escribo para mi, para olvidar y a la vez no olvidar, para retener y para liberar, pero sobre todo para limpiar y empezar. 

Borrón y cuenta nueva.

Fdo: La chica del legrado

PD.- Mis más sinceros agradecimientos al equipo de Emergencias y al personal del Hospital Infanta Sofía de San Sebastián de los Reyes (Madrid) por su trato humano, profesional, cercano e impecable. 

Anuncios

189 comentarios en “La chica del legrado

  1. Caray… No tenía ni idea, me has emocionado tanto… Estoy llorando por ti, por tus bebés, por cómo debiste sufrir, por el pequeño Óscar de ver a su mami mal… No puedo imaginarme cómo debiste sentirte, por mucho que te lea es imposible ponerme en tu piel. Desde aquí muchos, muchísimos ánimos. Pasa página, aunque sea poquito a poco, todo irá bien 😉 ¡Un beso enorme!

    Me gusta

  2. Ay Suu, eres dura como una roca, que aún así seas capaz de sacar chistecitos y tener palabras bonitas para las enfermeras. Espero te corazón que estés bien, que vaya tralla para tu body (y mente) :*
    A seguir el libro de tu vida. Abrazos gigantes muchacha! :*

    Me gusta

  3. Ay nena. Lloro hasta yo. En fin. Se supera, se pasa, no creo que a olvide pero se mira desde otra perspectiva, eso sí. Me has dejado helada. Es de las más impactantes desde luego. Fuerza y hierro, querida. Y abrazate a tu gordo, que está ahí para achucharlo. Besos a Mauri!!

    Me gusta

  4. Un abrazo enorme, para ti, para tu familia. Yo también he sido chica del legrado, aunque no me he atrevido a escribir sobre ello. Todo mi cariño desde aquí!!!

    Me gusta

    • No pensaba ni escribir, ni mucho menos publicarlo, confieso. Pero esta mañana he tenido la imperiosa necesidad de escribir, y me ha salido todo de corrido, y ha sido muy muy liberador ponerle nombre, palabras, puntos y apartes.
      Y después de mucho pensar, me he animado a publicarlo (Y mi chico me ha hecho la ola por ello). Nunca publico cosas tan personales, pero ha sido un impulso interior lo que me ha hecho hacerlo.
      Mil gracias guapa, de corazón ❤

      Me gusta

  5. Ya te lo dije por WhatsApp yo tuve un legrado , elegí operarme desde el prtincio por mi carácter, luego me quitaron una trompa, se lo mal que se pasa pero ahora estoy en la fase de volver a intentarlo, conozco mucha gente que después del legrado se ha vuelto a quedar embarazada y de carrerilla y mas de una vez, conozco tu dolor físico y emocional y solo quiero que sepas que mucho animo, y que estamos aqui luna y yo para lo que necesites,un besazo

    Me gusta

  6. Ay, mi niña! Vaya susto… Sin dejar de lado lo doloroso (física y anímicamente hablando) de la situación; como dices, no eres la primera ni la única que ha pasado por ello (yo misma y por partida doble), pero no por eso deja de ser lo que es, un duelo, una perdida y un desajuste hormonal que te acompañará unos días y dejará huella, sin duda. Te abrazo desde la empatía de alguien que lo ha vivido en carne propia, ahora solo me queda desearte que tu duelo cumpla su proceso, sin presiones ni exigencias, para que, como tu bien dices, puedas empezar de nuevo. Si quieres hablar, ya sabes donde estoy!
    Un apapacho ( eso es un abrazo con el alma)
    Muasss.

    Me gusta

  7. Vaya… Yo he revivido y llorado contigo al leerlo. Pasar por algo similar hace que empatices mucho más… Sólo puedo decirte que ánimo, que se pasa (aunque nunca se olvida) y que, como bien dices, quedan muuuuchas páginas por escribir. Un abrazo grande

    Me gusta

  8. Ay mi niña! Espero que te pongas de nuevo fuerte, tanto física como psicológicamente, y que no pierdas tu sonrisa y tu modo de tomarte la vida. Será una piedra en tu alma pero pasará y pronto estarás recuperada u disfrutando de la vida.
    Abrazos, abrazos y más abrazos.

    Me gusta

  9. Entiendo perfectamente como te sientes porque hace dos años, en mi tercer embarazo tuve aborto diferido a la 11 semanas de embarazo. Elegí también las pastillas y también una semana después casi me desangro y legrado de urgencia. Lo peor de todo es la pena tan intensa, el no saber como sobreponerse a tanto sufrimiento que nunca imaginas que puede ser tan horrible.
    A mi me costo mucho superar esta experiencia y a día de hoy todavía hay veces que tengo ganas de llorar y gritar de la rabia.
    Creo que lo que me hizo superarlo fue el querer estar bien por mis peques y mi marido.
    Un abrazo enorme.

    Me gusta

  10. Yo también fui chica del legrado y tuve una experiencia similar a la tuya pero en la ducha del hospital…luego perdí otro bebé pero era de muy poquito y no me enteré casi…ahora estoy embarazada de 32 semanas, pase´por 3 embarazos y dos abortos en menos de dos años, es duro y jamás se olvida y nosotros ahora solo deseamos ver a nuestra niña. ¡Mucho ánimo porque no hay otras palabras que puedan reconfortarte, llora todo lo que necesites y no te hagas la fuerte, los duelos hay que pasarlos

    Me gusta

  11. De veras, lo siento, cuando nos superan las circunstancias tenemos que llorar, tienes que llorar, para limpiarte los sentimientos por dentro; mucho animo preciosa, te quedan muchas hojas de ese libro que llenar y dibujar. Un besote

    Me gusta

  12. Preciosa es una noticia impactante de principio a fin. Es una historia muy personal que queda escrita en lo más profundo de ti, es una vivencia intensa y espero q el compartirlo te haya ayudado.
    Desde donde miro te envío toda la fuerza, empatia y mimos para que este capítulo sea la puerta que abra nuevas historias donde tu sonrisa este siempre presente.
    Mil y una veces….todo mi amor
    (Recuerda q el coche y yo sonos amigos y me lleva a sitios en un periquete 😉)

    Me gusta

    • Jajajajaja, pero qué rebonica que ere! GRACIAS!
      Sí que es una historia personal, demasiado personal para este blog. Pero me ha sentado TAN bien escribirla, y liberarla… No sé cómo explicarlo… Y tenía mis dudas, pero mira.
      Estoy flipando con el cariño de la gente. Sobrecogida. Deshidratada de tanto llorar :_)
      Mil millones de besos, guapa ❤ ❤

      Me gusta

  13. ¡¡Sueltaloooooo, sueltaloooooooo!!
    Espera que estoy sorbiendo moquillo (y esto es en serio..)
    Un beso enorme Su, los sustos son intrínsecos a la vida y a veces las cuestas arriba también pero lo que es cierto es lo que tu misma dices, cuando se toca fondo solo se puede subir y además, hay que darse impulso para subir más y mejor. Supongo que a eso se le llama aprende a relativizar y a darle importancia a lo que realmente la tiene como Mauri, Óscar, tu hermano, la gente que te quiere.
    Me guardo el abrazo para dártelo inperson morena!!
    Y cuídate muchísimo (y deja que te cuiden muchísimo más).
    Un beso enoormérrimo!!

    Pd.- Yo tampoco soy de masticar la pena y la introspección esa, soy más “Elsa” como tu y a mí también me ayuda, es muy humano compartir el duelo.. ¡MUACKS!

    Me gusta

    • Jajajaja, mil gracias Pilar. Necesitaba expulsarlo, y de verdad, qué bien me ha venido.
      Yo también tengo ganas de ese abrazo, guapa. A ver como estoy el martes, y si no, buscamos otro día para poder vernos.
      Un besote XXL, ¡Gracias! de ❤

      Me gusta

  14. Guapetona todo lo que te pueda decir, ya te lo habrán dicho y ya lo habrás oído así que lo único a ver si nos vemos prontito para darte el achuchón que te mereces Muac guapetona

    Me gusta

  15. Hola princesa,

    Siento mucho esta experiencia que te ha tocado vivir, preciosa. Llora lo que necesites, faltaría más. Son muchas cosas a asumir en muy poco tiempo, y una vivencia así no es moco de pavo. Te abrazo fuerte y te mando todo el cariño del mundo. Espero que escribir y verbalizar poniendo palabras a esos sentimientos te haya ayudado a aliviar un poco el dolor.

    Un besazo enorme, enorme, cielo. Espero verte pronto sonriendo de nuevo.

    Me gusta

  16. Hoy lloro. Por ti, por Mauri, por la lejanía, por el abrazo largo que os daría, por el tiempo que te cogería la mano sin que hiciera falta hablar. Sue lámete las heridas el tiempo que haga falta, no dejes que nada te meta prisa.
    Me dice Nuria que te dé de su parte un abrazo fuerte y que te envía muchas fuerza. Gracias por contarlo. Gracias por las llamadas. TE QUIERO

    Me gusta

  17. Jooo, que puedo decir que no te hayan dicho ya?que nos tienes a todas que se nos caen las lagrimas al leerte.La verdad es que yo no habría tenido fuerzas para escribir sobre ello. Solo espero que te recuperes pronto tanto física como emocionalmente,esto es lo más importante y seguro que tus chicos te ayudarán mucho en esto. Un abrazo muy fuerte y toda nuestra energía positiva para que te ayude en este momento tan duro!😘

    Me gusta

  18. Pues se supera pero no se olvida.Mi primer embarazo acabó en legrado tras un huevo huero que llevé conmigo 12 semanas. También escribí sobre ello como medio de desahogo. Y no son pocas las veces que pienso cómo sería ese niñ@ ahora. Y todo el proceso, durísimo…Al menos tuviste un equipo humanitario en todo momento a tu lado y eso reconforta. UN beso muy fuerte

    Me gusta

  19. Buf… Llorando como una madalena…
    Muy duro. Pero siempre ayuda contar la experiencia para sobreponerte y seguir.
    Mucho cariño y abrazos de hierro! También para los dos hombres que te cuidan con mimo 😉 Ánimo guapa!!

    Me gusta

  20. Ay amore mío, me has hecho llorar a moco tendido con tus palabras 😦
    Llora todo lo que tengas que llorar ¡faltaría más!, este bache lo superarás, lo superáis juntos, tu gordo y Mauri.
    ¡Qué injusta es la vida a veces con la gente buena!
    Aquí estoy para lo que te haga falta, aunque sea virtualmente hablando, muchos muchos besos, y a partir de este capítulo ya estas empezando a llenar esas hojas en blanco de cosas buenas, estoy segura de ello 🙂
    Muakas!!

    Me gusta

    • Ains Nuriiii… Que de verdad que no quería haceros llorar, pero he tenido que escribir este post a corazón abierto, ¿Cómo si no hubiera podido?
      Millones de gracias por tus ánimos, ¡Gracias! Sí, tengo la suerte de tener una familia brutal y unos amigos de 10 :_)
      Mil besos, preciosa

      Me gusta

  21. No me el puedo ni imaginar, guapa…lo siento muchísimo.
    No te metas prisa, con cariño y ese sentido del humor tan grande, pronto estarás mejor.

    Te mando un achuchón muy grande

    Me gusta

  22. Ánimo, hace 4 años yo estaba en las mismas, embarazo ectópico, siendo primeriza sin hijos y con el metrotexate que me pincharon me reventó todo por dentro toma izquierda y casi no lo cuento. Me quedé sin trompa y ovario y con hierro bajo todavía, pero afortunadamente al poco tiempo llegó mi peque así que ánimo y tiempo. Y llora y hazle el duelo a esos peques todo lo que necesites .

    Me gusta

  23. Ánimo y mucho más!!! A mi me pasó entre el mayor y mi monigotilla, pero el mío se quedó en huevo huero, al parecer no hay embrión, por lo que se supone que la sensación de perdida debería ser menor, pero para mi no lo fue, me hacía muchísima ilusión mi “incipiente”, como le decíamos porque en la revisión de urgencias me “diagnosticaron” embarazo incipiente… a las 7 semanas, se acabó la ilusión. Nosotros, a las 5 y pico de la madrugada y con el peque de 15 meses al lado, optamos por la primera opción, no me veòa capaz de estar en casa pasando por todo y sin saber qué hacer… al final, se va superando y se decide volver a “luchar y a arriesgarse” (aunque con muchísimo miedo). Besos y de corazón, mucho ánimo y valor!!

    Me gusta

  24. Ay no sabia nada! Me acabo de enterar! Jo, un abrazo muy muy muy fuerte desde aqui, q aunque estemos lejos pensamos mucho en ti. Sobretodo cuando le leo enseño ese cuento tuyo tan chulo a Marc!!!
    Ahora a cuidarse mucho y a dejarse querer por todos tus seres queridos. Tienes un marido estupendo y un niño maravilloso q te ayudaran sin duda a intentar olvidar esta experiencia tan mala y q quede tan solo en un recuerdo difuso.
    Un besazo guapa

    Me gusta

  25. Lo siento mucho, muchísimo. Recupérate cuanto antes, pero llora a tus bebés el tiempo que necesites, porque aunque se quedaron por el camino, eran tus pequeños milagros, tus niños del alma y se merecen su duelo. Hace casi dos años de mi aborto y aunque después tuve a mi niña en seguida, a veces todavía me duele pensar en mi granito de arroz, como yo lo llamo. Besicos!

    Me gusta

  26. Uff..tremenda experiencia. Te leo con los pelos de punta y no se me ocurre que puedo decir ahora. Nunca he pasado por nada similar, pero si imaginarlo leyéndote duele, creo que vivirlo debe ser inolvidable por mucho que uno quiera. Supongo que en estos momentos un abrazo hace más que mil palabras, así que eso te mando. Un abrazo bien fuerte que te reconforte por un rato!

    Me gusta

  27. Te ha salido un post….que jope…lo importante es que te recuperes no solo físicamente sino mentalmente. Y lo harás porque eres muy positiva.
    Mucho animo y muchos abrazos para reconfortarte

    Me gusta

  28. Haces bien en desahogarte. Me ha dao mucha penica leerte así, mucha, mucha. Así que deseo que te recuperes lo antes posible, que todo quede en un mal sueño y que tu hierro, tu sangre y tu body vuelvan a ser los.de.antes y.tú sigas tan feliz.como siempre.
    Muchos besos

    Me gusta

  29. Hola Sue, llevo un rato sin saber que decirte. Tengo la fortuna de conoceros en directo y formais una familia tan guay que siento muchísimo saber que hanéis pasado por ese trago.

    Un abrazo muy fuerte para tus chicazos y para ti ¡se os quiere!

    Y ojito con tanto hierro, a ver si vas a acabar teniendo superpoderes a lo Marbel ¡serías la primera heroína que dibuja sus propios comics!

    Me gusta

  30. No sabes cuánto siento que hayas tenido que pasar por todo esto. Yo también lo sufrí en su día, antes de tener a mi cachorrito. Era un angelito, y llore mucho su pérdida. No es malo, somos positivas, pero pasar el proceso de duelo, a veces, es necesario. Como bien dices: soltar lastre, dejar a la tristeza salir. Tus dos angelitos de luz. ❤
    Déjate mimar estos días, y recupérate pronto.
    Un abrazo y millones de gracias por compartir.
    Eli

    Me gusta

  31. Jo, cuesta escribir en el móvil con los ojos llenos de lágrimas, pero es que no iba mi por la mitad del texto y ya estaba llorando como una magdalena.
    Como siempre expresas los sentimientos como nadie, cuánto poder tienes escribiendo. Ya sea para hacernos reír con tus ocurrencias o llorar cuando la situación lo requiere.
    De veras que lo siento, las palabras se me quedan cortas, yo no tengo tu don, pero si pudiera te daba un abrazo de esos que juntan los cachitos rotos….
    Ánimo, ésto también pasará.
    Un abrazo muy fuerte!

    Me gusta

  32. ¡Mierda, Sue…! Recién llego al curro, estrenando lunes, y lo primero con lo que me topo es con tu post… No sé qué es peor: si la cara de gilipollas y capullo que se me ha quedado, (¡y yo que pensaba que mi finde ha sido una mierda…!), o la sensación de… no sé, no lo puedo explicar ahora mismo. No puedo llorar aquí, maja… La gente me va a mirar raro, por muy escondido en la esquinita que esté ahora. Luego te mando un mail. ¡Lo siento taaaaaaaaaaaaaaanto…!

    Os mando un cumulonimbo lleno de besos, abrazos y ánimo, que descargue enterito sobre vosotros.

    Me gusta

    • Hola guapetón, siento el sopetón y te agradezco en el alma el calor que me han dado tus emails. Me llega todo tu cariño a pesar de no poder vernos, aunque eso tiene solución, habrá que quedar en breve para tomarnos esa caña/s ^^
      Besos enormes, MUAAA

      Me gusta

  33. Susana! Acabo de leerlo y lagrimones. Qué grande tu capacidad para compartirlo y desahogarte. Eso te ayudará a hacer borrón y cuenta nueva muy rápido y ayudar a otras mujeres q pasen por lo mismo. Un abrazo muy fuerte cargado de ánimo y cariño

    Me gusta

  34. Nunca hasta ahora te había dejado un comentario pero hoy no he podido evitarlo. Yo también tengo un blog en el que apenas toco mi vida personal pero que, tras sufrir un aborto, también tuve que vomitarlo todo allí. Pasados los meses, eso sí. Quería poner en orden mis pensamientos y quizás ayudar a chicas que estuvieran viviendo lo mismo que había vivido yo. Te dejo el enlace por si te puede hacer algún bien leerlo: http://limonerias.blogspot.com.es/2014/01/aborto-uno-de-cada-cinco.html
    Por lo demás, te mando un abrazo apretado. No tengas prisa en volver a tu vida de antes, si el cuerpo te lo pide tómate tiempo para llorarles si importar lo que te diga la gente de tu alrededor. El dolor pasa, ese que hace que te mueras un poco por dentro, y la vida vuelve a ser maravillosa, pero el recuerdo siempre queda. Y, ojo, que yo quiero que ese recuerdo se quede siempre conmigo.

    Me gusta

    • Eso es. Es muy raro explicarlo, la gente que no ha pasado por esto no suele entender que necesites pasar página y a la vez fijar esta fecha en el calendario. Pero sé que lo hacen para protegerme, porque creen que lo mejor es el absoluto olvido.
      En mi caso, será difícil. Suelo tener memorión para hechos que me marcan.
      Sin embargo sé que tiraremos adelante, más fuertes y más unidos.
      Un fuerte abrazo, guapa

      Me gusta

  35. antes que nada te agradezco que lo hayas publicado. una de las cosas que le recrimino a mi madre es cómo no nos explicaron que estas cosas pasan y, claro, luego de ver a mis compañeras de cole, universidad, trabajo, que muchísimas lo han vivido y se quedan calladas y solo quieren olvidar, mientras los demás les decían que eran jóvenes y que ya vendría otra vez.

    pues sí, eres joven y seguro ya tendrás otra oportunidad y tienes un hijo precioso que te dará toda la fuerza del mundo, pero este es tu duelo y tienes el derecho de llorar lo que tengas que llorar y de decir que ha existido, porque ha sido tu cuerpo y han sido tus ilusiones, que no es poco.

    solo puedo enviarles un abrazo de esos de más de 6 segundos, que son los que reconfortan (estudio de la universidad de no se donde).

    :***

    p.d. zumo de naranja, mejillones, berberechos, hígado… ya todo eso te lo han dicho las yayas, no? ^_~ que sea leve, que el hierro en suplemento es muy jueputa para los momentos all-bran! ¬¬u

    Me gusta

    • Jajajaja, muchísimas gracias Fran, tienes la capacidad de sacarme siempre una sonrisa.
      Sí que es joputa, sí… pero vamos, con mucha lenteja, zumo de naranja y salvado los momentos All-Bran son más llevaderos 😛
      Un fuerte abrazo!!

      Me gusta

  36. Lamento mucho que hayas pasado por esa experiencia. Afortunadamente tenemos una sanidad y un personal humano que nos salvan de sufrir efectos peores en estos casos. Yo también sufrí un aborto espontáneo y me practicaron legrado porque después de horas de mucho sangrado no lo expulsé todo. Es un fastidio la hospitalización, la anestesia, el dolor… En fin, ahora ánimo y reposo físico. Para el dolor emocional, muchas dosis de cariño y comprensión. Mil besos guapa.
    P.D. yo también escribí un post sobre muy experiencia y también me costó mucho publicarlo…

    Me gusta

  37. Lo siento mucho, de verdad. Yo también tuve un aborto y auque la expulsión no fue tan complicada el resto fue un infierno. Gracias por compartir, seguro que ayudarás a muchas otras mujeres que están, han estado o estarán en tu situación.

    Me gusta

  38. Siento muchísimo tu pérdida y por todo lo que has tenido que pasar. Las que no hemos pasado por ello nunca nos llegamos a imaginar lo duro que puede llegar a ser y gracias a que lo has compartido podemos tener una pequeña idea. Eres muy valiente. Besos

    Me gusta

  39. Queridos nuestros, sue y moli, no se nos ocurre nada más que deciros que no hayamos hecho ya. Ha sido un palo muy gordo y no imaginamos la situación horrible del finde, es normal que quieras llorar Sue, suéltalo todo que te vendrá bien y si necesitas descargar, llamadita y nos presentamos ahí con la nutella…sólo podemos deciros que estamos aquí para lo que necesitéis, sabéis que os queremos mucho y podéis contar con nosotros para todo guapetones.

    No sé si decirlo pero tengo que poner la nota de humor que es lo que espero que siga caracterizando nuestras vidas: ¿PARA CUANDO LA COMILONA Y ESA TARTA DE MANZANA? Vamos que no hay mejor hierro que ese 😉

    Animo chicos, muchos besos

    Me gusta

  40. No sè me da muy bien estas cosas…pero dar abrazos y achuchones se me da de fàbula,o sea que te mando unos,vale?
    Y si necesitas algo,silbame!!

    Me gusta

  41. Madre mía, qué llorera. Tiene que ser muy duro. Emocionalmente muy tremendo y físicamente muy molesto. Y en tu caso ya ni te cuento. Por lo que te sigo es evidente que lo superarás pronto y bien pero creo que en estas cosas no hay que tener prisa sino dejar que la cosa siga su curso. Tenes a tus dos hombretones a tu lado.
    ¡Mucho ánimo! Espero que ya te encuentres mejor físicamente y que en breve por dentro también.
    Estoy segura de que esto ayuda a muchas mujeres que lo han pasado y también a las que lo pasarán en un futuro y sabrán cómo va el tema y recuerden este post.

    Un abrazo fuerte, fuerte.

    Me gusta

    • Hola guapa, sí, ya me encuentro mucho mejor, mil gracias ^^ Mis chicos han sido fundamentales (Mauri me ha cuidado like a Queen y mi pequeño es un generador de energía), pero la familia, los amigos y vuestro calor han sido reparadores para mis heridas. Me siento afortunada 🙂
      Muchas gracias! de corazón ❤
      Un fuerte abrazo

      Me gusta

  42. Hola guapa, es normal todo lo que sientes y que llores, yo también he llorado contigo al leerte. Ahora toca coger muchas fuerzas y dejarte querer y mimar por tu familia y tus amigos. Ya verás que poco a poco estás mucho mejor.
    Loveuuuuu!

    Me gusta

    • Así ha sido, Laura, guapa, esta semana de tanto cariño de amigos, familia y gente que me sigue y me alienta ha sido fundamental. Sigo emocionada con todo el calor recibido y lo cierto es que me encuentro mucho mejor, ya apenas me duele la cabeza y me mareo cada vez menos 🙂
      Un besote gigante!

      Me gusta

  43. Ay cielo!!! Empatizo demasiado y no he podido aguantar las lágrimas. Me alegro de que estés en casa, me alegro de que tu familia fuera rápida y veloz para ayudarte en esa terrible situación en la que te encontrabas. Me alegro de que en el hospital te “mimaran con drogas”, me alegro de que nos lo cuentes y me alegro de leerte.
    Toda mi energía te mando (aunque con la pechá de hierro que te estás dando, más bien te voy a tener que mandar “mucha fibra”) y cuando estés triste mira a Oscar y achúchalo mucho. Y muchos abrazos virtuales.

    Vane

    Me gusta

    • Jajajajaa, sííí hija, mucha fibra que es que tanto hierro me está demorando los momentos All-bran y lo paso realmente mal!!!! (yo, que soy de evacuación diaria ¬¬).
      Óscar ha sido fundamental para recargarme de energía :))) Mi chico, mi familia, amigos y vuestro apoyo y calor, imprescindible, ¡Gracias!
      Un abrazo fuerte ^^

      Me gusta

  44. No sé si te servirán de algo estas palabras tontas de una desconocida, pero bueno, te mando un abrazo grande y espero que te recuperes pronto. Me ha conmovido mucho tu historia… Yo también he pasado recientemente por algo parecido y hay que llorarlo el tiempo necesario antes de poder seguir para adelante. Un besazo.

    Me gusta

    • ¡Claro que me sirven! No sabes cuánto… (Y nada de palabras tontas!) Recibo ese abrazo con mucho cariño y decirte que a una semana de escribir este post me siento mejor, las molestias han cesado y poco a poco voy levantando cabeza 🙂
      Mucho ánimo para ti también, cielo.
      Un fuerte abrazo y ¡Gracias! de corazón ❤

      Me gusta

  45. Hola de Nuevo desde México!
    Wow qué duro pasar por todo eso, no deberían haber pasado por eso. Pero ustedes son Fuertes, son tres, son unidos… así que verán que muy pronto esa tristeza habrá disminuído y te sentirás de nuevo en paz.
    Descansa, cuídate, cuídalos y recibe un abrazo enorme!!!

    Me gusta

    • Los endorfinos, unidos, jamás serán vencidos!
      Muchas gracias, sí, ya me encuentro muchísimo mejor, no sabes cómo me han ayudado vuestras palabras de consuelo y ánimo, contarlo, gritarlo y dejarme mimar…
      Un fuerte abrazo desde los Madriles

      Me gusta

  46. Lo siento muchísimo, no he podido evitar emocionarme al leerte… Transmites tanto con tu escrito… Y ese equipo médico, se agradece la humanidad que tuvieron y lo bin que se portaron. Espero que te recuperes pronto, tanto física como emocionalmente. Un abrazo cálido

    Me gusta

    • Muchas gracias, Ana! Tus buenos deseos se han hecho realidad, a día de hoy me siento mejor, las molestias han cesado y emocionalmente, aunque a veces un anuncio tonto de la tele me hace llorar porque tengo aún una pechá de hormonas locas viajando por mi cuerpo, estoy mejor 🙂
      Gracias y otro abrazo enorme de vuelta :)))

      Me gusta

  47. No sabes cuanto lamento que hayas tenido que vivir esta situación. Cuando te estaba leyendo me he sentido muy identificada contigo, sobre todo durante es triste espera en la que te vas preparando para la noticia de que no saldrá bien. Si bien mi caso no fue igual, recuerdo muy bien esos días de espera a reposo absoluto (en mi caso fue en el hospital por un ectópico que acabó bastante mal), tomando consciencia de lo que pasaba y esas sensaciones a que me confirmaran lo que ya temíamos. Y ver que a pesar detenerlo todo meditado, controlado… al final acabas en el quirófano, de urgencia, sin tiempo para pensar en nada, dolor, miedo…. Pero ¿sabes? Eres una valiente. Estoy segura que esa necesidad que sentiste de gritarlo a los cuatro vientos te ayudará en estos momentos tan complicados. Poco a poco se irá mitigando el dolor, poco a poco se irá disipando el miedo, poco a poco con ayuda de todo el amor que te rodea volverás a sentirte genial. Muchas gracias por abrirnos tu corazón Susana. Estoy segura de que tu testimonio además de ser una katarsis para ti, ayudará a muchas otras mujeres. ¡Animo campeona! Muchos besos!!!

    Me gusta

    • Siento que hayas pasado por algo así 😦
      Así ha sido, guapa. Los dolores poco a poco han ido a menos, y el calor de mi gente y de vuestros mensajes me han sobrecogido el cuore, con lo sensibol que ando! Me habéis emocionado y ayudado un montón, ¡Mil gracias! :_)))))
      Un besote XXXL

      Me gusta

  48. Ma, como decimos en mi tierra… Yo al igual experimente un legrado hace 12 años. Tuve tres chicos en el transcurso de los mismos, y es bueno sacarlo todo… Al leer tu publicación se me ha removido un sin fin de recuerdos y le he dado gracias a Dios por mis niños… Mis cuatro chicuelos!!!!
    Espero que sigas mejor y vive la vida un día a la vez…. Besos desde Costa Rica

    Me gusta

  49. Desolador. La entiendo tanto. Me paso siendo primeriza.En la semana 8 nada pintaba bien y tras un reposo fallido en la semana 10 llego la mala noticia. Opte x la 1a opción, legrado, sin pastillas, lo más rapido. No me entere de nada. Solo lloraba. Sólo tenía dañado el corazón. Te sientes vacía. Vacía de todo de sentimientos, de lágrimas, de rabia, de animo… todos me preguntaban a mi, q como estaba yo. Rota. Pero me quede mirando a mi marido. Apoyo incondicional. Y nadie le preguntaba a el como estaba y nos abrazamos tan fuerte que nos quedamos dormidos. Juntos y preguntándonos porque. Nosotras lo pasamos mal pero ellos tb son parte de la historia. Callados intentan llevarlo como pueden y no venirse abajo para poder ser nuestro pilar. Cierto es q todo pasa y hoy tengo los dos regalos más maravillosos que la vida me ha podido dar. Mi hija Eva de 4 años y mi hijo Mauro de 1m y medio. Pero aquella espinita… no se olvida. Aunque pasa. Así que te mando todo el animo del mundo. Porque yo también fui “La chica del legrado”.

    Me gusta

    • Ains pobre, qué mal se pasa :_(((
      Felicidades por tus tesoricos ^^
      Vacía, esa es la palabra. Pero tienes tanta razón, ellos también. Mi chico ha pasado esta semana peor que yo. Hemos llorado mucho y hablado mucho también (me siento tan afortunada de tenerle).
      He recibido tu ánimo y tu cariño, muchísimas gracias!!!!!
      Un besote compañera!

      Me gusta

  50. Creo que hacia ya meses que no lloraba por este tema… Pase por un aborto tambien de pocas semanas como tu y me vi obligada a hacer un legrado de urgencias… Por desgracia vivo en Panama y para mi estar en ese hospital desconocido para mi solo ayudaba a tener mas miedo y ganas de llorar…
    Me trataron muy bien y creo que hize bien en no intentar lo de las pastillas porque leyendo lo que te paso a ti madre mia!!!
    Yo no tenia mas hijos por lo que volver a la rutina costo poco… Y como todos dicen que a las primerizas es normal que les pase eso pues me toco superarlo rapido.
    Ahora estoy embarazada de nuevo y ya voy por la semana 20!!! Eran mellizos pero uno se solto y gracias a la progesterona el otro parece que agarro bien! Es un niño y me hace la persona mas feliz del mundo pero reconozco que creo que nunca olvidare por lo que pase para poder ser mama.

    Me gusta

    • ¡¡Muchísimas felicidades!!!
      Es muy duro sí, pero afortunadamente te trataron bien, es taaaan importante!! Porque una llega al hospital taaaan vulnerable y con tanto miedo, que la humanidad (Y la empatía!!) es justa y necesaria.
      Gracias Naiara.
      Un abrazo fuerte!

      Me gusta

  51. Casualidades de la vida, ese mismo viernes pasé por algo similar, aunque yo estaba de 20 semanas. Se me hace rarísimo hablar en pasado, acabo de darme cuenta… Justo hoy he querido escribir en mi blog sobre ello, creo que es necesario también conocer ese lado menos bonito de la maternidad.

    Un abrazo enorme, no puedo decirte más, porque no sé ni yo misma cómo pasar página… Ahora mismo lo único que me apetece es salir de viaje con mis chicos, me apetece irme a disfrutar con ellos, a ver si nos es posible… Lo dicho, un abrazo y a avanzar.

    Me gusta

    • Ostras, cuánto lo siento :_(((
      Totalmente de acuerdo. Yo dudé mucho en publicar, pero mi chico me convenció diciéndome: “Tu blog en el fondo va de embarazo y maternidad, y aunque lo que nos ha pasado es una mierda, desafortunadamente también forma parte de eso, y nadie habla”
      A mi también me apetece escaparme con ellos un finde largo, y lo estamos planeando 🙂
      Mucho ánimo, Laura, y un fuerte abrazo 🙂

      Me gusta

  52. Madre mía Sue, como le dije a Mauri, por lo que has pasado! No solo todos los shocks emocionales que suponen la noticia de un embarazo, y además múltiple y con lo ilusionados que estabais, y luego que al no poder ser, se complique tanto, y unido a la sufrimiento psicológico hayas pasado por ese trance tan peligroso.
    Aquellas chicas que han sufrido la pérdida de un hijo anhelado, saben lo que se sufre y la tristeza profunda que invade el cuerpo. El resto nos solidarizamos, y desde luego, como te han dicho, esto le pasa a mucha gente, así que borrón y cuenta nueva, pero recupérate bien antes.
    Un beso, y no cojas al gordo que pesará un montón!

    Me gusta

    • Jajajajaja, no, al gordito no lo puedo coger mucho que 22 kilos me dejan rotica xD
      Mil gracias Eva! Ya estoy mucho mejor, desde luego físicamente ya tengo menos molestias. Y emocionalmente aún tengo las hormonas haciendo de las suyas en my body, pero poco a poco 🙂
      Un fuerte abrazo, guapa!

      Me gusta

  53. Hola guapa! En primer lugar decirte que muchas gracias por compartir tu historia con todos nosotros. Y en segundo lugar…mucho ánimo!!! Los duelos siempre son muy complicados, pero estoy segura que lo vas a superar, que eres una valiente!!! Cuidate mucho y deja que te mimen hasta el infinito y más allá!!!! Un beso y un abrazo de esos de espachurre!!!!
    Cristina. (seguidora en la sombra)

    Me gusta

    • Muchísimas gracias, seguidora en la sombra Cristina!!!!! :)))) Qué ilusión me hace que salgáis del anonimato y me escribáis, ¡Y más en estos momentos! Os honra, de verdad ❤ ❤
      Gracias, Cristina, una semana después de publicar este post, me encuentro mucho mejor, me habéis dejado ojiplática con vuestros comentarios y muestras de cariño, ¡Sois la caña! me siento muy muy afortunada :_))))
      Un enorme abrazo!!!!!!!

      Me gusta

  54. Un testimonio ciertamente desgarrador, y yo, que además tengo las hormonas totalmente revolucionadas y lloro por todo, me tienes a lágrima viva. No tengo palabras para dedicarte en este momento, no sé qué decir. Creo que ya te lo han dicho todo. Sólo puedo darte las gracias por compartirlo y desearte una pronta recuperación. Lo bueno aún esta por llegar.
    Un besazo.

    Me gusta

  55. Querida Fina. Lo siento mucho y no logro imaginar el dolor emocional y físico que has pasado, desolador. Muchas gracias por compartir también estas vivencias con todos nosotros (no solo de buen humor vive el hombre!) que nos hacen recordar lo pequeñitos y a la vez lo grande que somos, las heridas del cuerpo y del corazón.
    Muchos besos sanadores!

    Me gusta

  56. Hace tiempo que te sigo aunque no he escrito hasta ahora. Fui tita por primera vez justo el 3 de Septiembre y planeo ser mamá dentro de no mucho (si hay suerte). No he podido evitar que se me saltaran las lágrimas con tu post; de miedo, de incertidumbre, también de alivio porque con mi sobri todo ha ido bien, todo hay que decirlo.
    Si te sirve de algo, te mando mucho mucho ánimo desde el sur y un abrazo enorme, aunque seguro que quien mejor te pueden animar son tus chicos. Sigue siendo tan optimista, es lo que te da fuerzas para afrontar… bueno, todo.

    PD: Igual suena raro que te hable tan familiarmente, como estoy acostumbrada a leerte y me caes de escándalo, yo es como si te conociera ya 🙂

    Me gusta

    • Jajajaja, encantada de que me hables tan familiarmente, ¿De qué otra forma si no? Muchas gracias, de verdad!! Qué ilusión que salgas de la sombra para escribirme :)))
      Mucha suerte para esa búsqueda!! La maternidad es un viaje apasionante, tiene sus luces y sus sombras, pero ¿Qué no lo tiene? Te deseo lo mejor!! de ❤
      Un besote apretao, de los de abuela, con achuchón included ^^

      Me gusta

  57. Hola! Te llevó leyendo meses. Tengo un nene de dos años y me parto con las historias de tu gordito! Nunca he comentado nada ni aquí ni en otros blogs, pero al leer este post he llorado por ti y también por mí. Este año, en enero, me quedé embarazada, me detectaron un virus que podía “o no” afectar al feto… Fueron dos meses de pruebas, médicos y análisis infinitos… Y acabé interrumpiendo el embarazo a las 12 semanas. Es ,como dices, un capítulo muy triste. Lloré mucho y a veces sigo llorando. Pero es un capítulo y vendrán más. Hace dos semanas que sé que estoy embarazada de nuevo. Tengo miedo pero también una ilusión tan grande que me asusta. Te mando un abrazo muy grande. Recuperate, coge fuerzas y a escribir otro capítulo (esta vez de los felices).

    Me gusta

    • Ay pobre, lo que habrás tenido que pasar… Muchísimas felicidades por ese nuevo embarazo, es normal ese miedo (de hecho, si me vuelvo a preñar, lo tendré hasta que le vea la carita al nuev@ gord@), pero ojalá la ilusión sea mayor :)))))
      Me alegra leer que me lees y que salgas del anonimato para escribirme en estos momentos te honran y me llegan a la patata :_)) Muchísimas gracias!!!
      Un fuerte abrazo y un besote XXL, Muaaaa!!

      Me gusta

  58. Hola guapa!! Hace un tiempo que te sigo y leer este post me ha traído a mi mente mi propia experiencia con un legrado. Haces bien en soltar lastre para poder pasar página!! A mi me costó dos años centrarme y me quedé embarazada de nuevo! Mi error principal, por el que tardé tanto fue no asumir desde el minuto cero esa situación, así que desde aquí te mando un abrazo enorme y te animo a seguir hacia delante dejando esto atrás. Date tiempo, nadie dice que sea fácil!! 😘😘😘

    Me gusta

  59. Soy la Churri del “y yo con estas barbas…”No puedo añadir mucho más que lo que te han dicho las demás, pero sí añadir mis besos y mis abrazos.
    X

    Me gusta

    • Gracias cariño! Sí, vamos mejor, poco a poco. Físicamente hoy estoy de lujo, y emocionalmente, a ver si las hormonas estas locas que me quedan fluctuando por my body me dejan de ahogar mis ojos en lágrimas hasta por un anuncio estúpido de la tele xD

      Muchas gracias Carmen, guapa, de corazón.

      Besotes enorme, muaaa!

      Me gusta

  60. Mil gracias por contarlo. Este lado oscuro de la maternidad está poco socializado.
    Decirte que el tiempo atenúa el dolor y poco a poco será soportable.
    Un beso

    Me gusta

  61. Susana, me acabo de enterar! no sabía nada!!! llevo tanto tiempo desconectada 😦 Siento que haya ido así, pero te mando mucha fuerza y muchos ánimos para seguir escribiendo esas tantas páginas que aun te faltan!!
    Un mega besazo!

    Me gusta

  62. Me encuentro justo esta entrada hoy después de que me hagan un legrado esta mañana también en el Hospital Infanta Sofía. Comparto tu dolor y tu necesidad de pasar página, lo necesitamos y lo merecemos también.Gracias por compartir tu experiencia, me ha aliviado leer en palabras de otra persona lo mismo que siento yo. Un abrazo

    Me gusta

  63. Pingback: I. El bebé que no quería salir | Diario de una endorfina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s