Too fast, too furious

El gordi ya se lanza solito a andar. Le ha costado, pero lo está cogiendo muy bien, día a día va cogiendo confianza.

De hecho fue el sábado día 3 de agosto en que grabaremos en nuestras memorias como la primera vez que se arrancaba solo a hacer tramos más largos.

A sus casi 17 mesazos puedo decir que Óscar ha sido un niño precavido, ha ido a su ritmo, pero creo yo que su volumen le impedía ser más ágil. Mi pobre gordito, que tiene mucha chicha. Superachuchable, por otra parte. Pero cero ergonómica para menearla con ligereza 😉

08_agosto_oscarandaAhora se va viendo cada vez más seguro en modo vertical y está pelín intrépido para mi gusto. Se escoña con facilidad, porque, todo hay que decirlo, anda rollo Fraga, balanceándose de un lado para otro.

Y ya solo quiere estar de pie y andar aunque muchas veces se cansa, cae de rodillas y se pone a gatear. En un parpadeo le has perdido porque gateando va too fast too furious. Para compensar, digo yo,  que no controla del todo eso de estar en pie.

Nos quedan días de estar por aquí y pillar vacaciones, ¡Qué ganassss! Estoy deseando ver al gordito andar por la orilla de la playa, hacer castillos (bueno, con uno churrigueresco me conformo XD) y ver qué cara pone cuando las olas le laman los minipinrelicos ^^

Pasito a paso

Estamos en esa difícil época en la que el peque se emociona levantándose solito y poniéndose de pie. Se balancea sujeto a la mesita como si se estuviera parcando un “Paquito el chocolatero”, pero cada día se supera y va haciéndolo mejor.

Para andar es otro asunto, necesita ayuda, pero le pirra eso de estar en vertical. Imagino que mola ver el mundo desde más arriba, y sobre todo (intentar) hacer lo que hacen los “mayores“.

La mayoría de las veces, el problema es entender al gordi y qué es lo que quiere en cada momento. Deberían venir con manual de instrucciones alrededor del cordón umbilical, a modo de canutillo vital. Como una etiqueta tamaño bandera del Zara, pero ésta no la recortamos.

Mi día a día es un bucle infinito de las siguientes secuencias:

12_abril_primerospasos

Consecuencias directas: Yo estoy yendo a rehabilitación del hombro, y me temo que en poco tiempo le pediré que me de una ración extra de ultrasonidos de esos pa las lumbares… Jodo, ¡Estoy pa’los pollos!

Nota mental: Toy mayor.