Crónicas del parque III – Las madres, esa fauna

Ya es otoño en El Corte Inglés. Y aquí en mi pueblo. La nube de Mordor que sobrevuela nuestras cabezas y la bajada de temperaturas así lo corroboran.

Y volvemos a hacer rondas por el parque.

Una vez más, nos juntamos las madres con sus churrumbeles, sus cubos y palas y sus vicisitudes. Qué tal el verano, cómo ha crecido son algunas de las frases más sonadas… Y yo tenía una crónica del parque pendiente.

Apuntadas todas vuestras demandas de ampliar la lista de fauna maternoparquil de mi última crónica del parque, aquí estoy con seis tipos de madres.

17_septiembre_2014_madrecotilla

La madre cotilla: Es esa que te sonríe cuando te ve con la esperanza de que sueltes prenda y pone la oreja cuando otras dos mamis están hablando. No siempre mete baza, pero la joía se entera de todo y siempre dispone de información privilegiada. Ojocuidao con este ejemplar, acecha en cualquier momento.

Diagnóstico: Ama el parque. Es el caldo de cultivo ideal para sus chismes.

17_septiembre_2014_madresufridora

La madre sufridora: La distinguirás por sus cejas, que nunca están horizontales, por su frente perlada de sudor, por sus ojos muy abiertos y su inquietud. No le quita ojo a su criatura e imagina situaciones temerosas que le puedan pasar a su miniser. Por ello sufre. En silencio. Como las hemorroides.

Por lo general a sus hijos no les pasa nada, o al menos nada que no le pase a otro crío, tipo caer de culo, comer arena o recibir un galletón de otro niño.

Diagnóstico: Odia el parque. Su frase favorita es “Nos vamos a casa, Miguelito“.

17_septiembre_2014_madrepasota

La madre pasota: Se la suda todo, ella va a su aire, ajena a todo, incluido su crío asalvajado. Si el hijo se acerca con la crisma abierta, le mira por encima y sentencia “Venga, venga, que no es para tanto. Ale, a jugar

Diagnóstico: Se la pela, el parque y todo.

17_septiembre_2014_madrehitleriana

La madre hitleriana o Rottenmeyer. Esa madre que se pasa la hora y media del parque pegando voces a sus churrumbeles, dando órdenes y siendo temida no solo por su estirpe sino por todo la fauna maternoparquil. Verla venir a lo lejos, y cuadrarse todo bicho viviente es uno.

Diagnóstico: Le gusta poco o nada el parque. Hay caos. Hay arena. Hay gente.

17_septiembre_2014_madreperroflauta

La madre perroflauta: Defensora de la causa animal, de pelo indomable con un Mowgli por hijo, al que deja hacer de todo en un ejercicio de libertad y buenrollito. Es una mezcla entre la ecológica y la entregada, pero dejando su espacio a su miniser, sin agobiar, porque debe ser tan espíritu libre como ellas.

Diagnóstico: Le encanta el parque.

17_septiembre_2014_madrecansina

La madre cansina. Pero cansina Premium. La insoportable que todo lo sabe y te da ración de oreja aunque no preguntes. Huele a kilómetros su presa, se acerca sigilosamente y la atrapa con un contacto visual primero y después suelta su verborrea a cascoporro dejándola atrapada en kilos de información que la mente no es capaz de procesar. Al menos la mía.

Diagnóstico: Le pirra el parque. ¡Hay tanto que enseñar!

Anuncios

89 comentarios en “Crónicas del parque III – Las madres, esa fauna

  1. la sufridora, la pasota y la perroflauta, me he descojonao! tal cual!
    son seres que habitan en cualquier parque del mundo! luego están las abuelas, que esas son otro subgénero igual o más interesante jajajaa! “porqueminietoo!”
    en fin! muy buena! jajajaja! besotes reinona!

    Me gusta

    • Ey! Que éstas son ideas que me dieron los comentarios del post de fauna del parque anterior 😉 Todo el mérito es de ellas ^^
      Y sí, las abuelas, ¡Las abuelaaaas! Mu grandes… ¿Y los abuelos? el mío es un crack, vaya xD
      Gracias amore!!

      Me gusta

  2. Uhhh te faltan tres capitulos de “madres de parque” ahí hay temita…aquí en el “poblo” tenemos principalmente las “perroflautillas”, las “Divine” y las “parias”, este último grupo en el que me incluyo está formado por madres/padres que odiamos el parque y que nos apostamos solos al lado del mochuelo (y con el móvil) mientras cruzamos alguna que otra palabra con otros parias…el resto de grupos no nos hablan y nos miran raro.

    Me gusta

    • Ay las parias, yo soy un poco de esas, mi vena sociable a veces sale y habla algo, pero vaya, paso un poco de la fauna… En la primera parte de Fauna del Parque hablo de las pijas, que bien podrían ser las “Divinas” con su falda lápiz y taconazos, perfectas a cualquier hora del día…
      Besote Sara!

      Me gusta

  3. Y yo que clase seré??? Es que todavía no he ido al parque con mi peque… Pero si tengo la duda de que clase de madre seré. Por cómo soy me veo que seré la que está pendiente del crió! Que nadie con cara rara se le acerque! Paranoica perdida por el mundo! Metiendo miedo al resto de las madres! Que ganas de interactuar con el resto de madres! Ya me veo… También tengo algo de listonta… Así que a ver a ver… Lo más probable es que sea la madre que está ahí, juega con los niños y ni caso a los padres… Es que no somos las personas más simpáticas mi marido y yo! Todo lo contrario, somos los que se van de vacaciones y vuelven con menos amigos si es posible! 😝

    Me gusta

    • Yo soy una costra, ojocuidao… A veces me encuentro cono alguna madre de algún compi de guarde del gordo y claro, tienes que hablar, pero por lo general soy la madre friki que se pierde en su móvil escribe paridas en Twitter y reenvía mierdas por wassaps xDD
      A veces, solo a veces juego con el gordi. Cuando me deja, que no es siempre.
      Tú descuida que seguro que lo harás genial, si la cosa es que los enanos se desfoguen… luego si eso, se hace estudio de campo de la fauna 😛
      Un abrazo!

      Me gusta

  4. jajaja…por aquí hace mucho calor así que…no hemos empezado la temporada de parque, que luego de octubre a junio es diaria!!!!! Ufff, a mí lo que me espera a la vuelta es la frase de ¡pero estás embarazada! Pues sí, y que nadie me diga eso de que estoy loca por tener tres, ya verá la que te espera y demás chorradas porque me voy a convertir en madre gruñona, por si quieres añadirla a la lista,jajaja… Me parto contigo!!!

    Me gusta

  5. Jajajaja… ¡¡¡Lo estábamos esperando!!! Ahora, a por el de padres: el “mueble” (o lector-de-periódicos que solamente viene a acompañar a la parienta), el “perchero”, que sirve básicamente para guardar y sujetar todos los trastos; el “ligón”, que se arrima a toda MQMF buenorra que encuentre; el “competitivo”… ¡¡Somos taaaaantos…!!

    Me gusta

  6. Jajaja me parto! La fauna maternal en los parques búlgaros es igualita, imagino que esto es algo internacional. Yo me temo que soy de las sufridoras, no puedo evitarlo. Y odio el parque, pero ¿a alguien le gusta?

    Me gusta

  7. jajaja, buenísimo. Echaba de menos a éstas (sobre todo a la cotilla) en la primera entrega. Y seguro que encontramos a alguna más por ahí… jejeje, como la que le casca a su hijo una colleja a la mínima de cambio o la que se pasa toooda la tarde contando enfermedades de sus hijos. El parque, esa jungla en la que nos encontramos las madres de toda razón y condición. Ya ves que meto horas, ¿no? 🙂

    Me gusta

    • Jajajaja, sí!!! la que mete collejas bien puede ser la Rottenmeyer 😉 Y la que cuenta enfermedades… buf! Tienes razón! Te apiadas de ella a la vez que piensas “Venga, hijo, haz cacona” y así teneR que subirnos a casa xDDD
      Pues no nos queda ni ná horas de parque…. Ains! Ánimo!!

      Me gusta

  8. Mis jornadas de parque van a empezar y otra cosa no, pero avisada voy, ahora que yo lo que pienso es en el especimen que seré yo!!! jajajjajaa Te lo contaré porque yo también soy un personaje, seguro!!!
    Besos que se te echaba de menos 😉

    Me gusta

  9. Joer macho, veo claro que si alguna vez me tengo que ver en medio de ese percal, me faltará parque para esconderme! Ojú, me las imagino a todas y no sé cual me pone de más mala leche… jajajaja!
    Suerte que has vuelto, Sue! Demasiao has tardao, morenassa!
    MUASMUAAAAAAAAASSS!

    Me gusta

  10. Jajajajaja, mi reina mora!! Ains, que toy más liada que la pata de un romano, maja…
    Tú tranqui que luego parece que no, pero se domina la situación 😉
    Todas a la vez sería motivo para ingresar en la López Ibor, nena! jajajaj xDD
    Un besote enormeeeee

    Me gusta

  11. Yo soy de las “nuevas” que no conocemos a nadie del parque y solo me causa tensión cuando mi hija coge juguetes de por ahí que no se de quien son y como no conozco a ninguna madre porque mi niña aún no va a la guarde, el resto me mira con cara de “¿y esta quien es?” y “¿Por qué le coge los juguetes de mi hijo”? yo también estoy en proceso de adaptación. A ver si me hago de algún grupo jajaja

    Me gusta

  12. Jolines, que creo que soy una pasota… Jajajaja, yo, lo dicho en otras entregas, intento no meterme con nadie, saludo si hay que hacerlo, eso sí, pero entablar una conversación con otras madres, a las que no conozco de nada, y tampoco tengo ganas de conocer… No va conmigo.
    Me ha encantado esta entrega 🙂

    Me gusta

    • Jejejejejeje, ¡Clarinete! Mix entre friki y pasota… Me la suda el parque, ¿Se nota? jaajajaja, pobre gordo mío xDD
      [Reconozco que como ser sociable que soy cuando me dan palique lo devuelvo y si no es muy cansina, entablamos conversación de mayores, que no me viene nada mal… Todo el día en casa trabajando sola y las tardes de charleta con un niño de año y medio que solo llama a voces a la chewy ¬¬]
      MUAAAA

      Me gusta

    • No te creo!! ¿Tus hijos desobedientes? No me lo podría imaginar, pero si tienen pinta de ser unos benditos!!
      De vez en cuando alguna voz también doy yo… cuando levanto la vista del móvil y veo al gordo metiéndose una piedra en la boca… ¬¬

      Me gusta

  13. Anda que lo que me he reído.!!!!!! La verdad que lo de los parques y los corrillos de los parques y las puertas de los coles tienen un punto.
    Yo soy de las antisociales je je. Estoy y no estoy, que a mi eso de estar siempre y tener que quedar siempre y hacer lo que todas hacen como que no me va.
    Asi que ya tienes otra más para tu faunia de parque
    Es buenísimo este post. Espero no perderme próximas entregas
    Un besote

    Me gusta

  14. Jajajajaj ay querida, te superas con cada post parqueril, el comentario de melón me ha encantado XD yo reconozco ser sufridora aunque no me disgusta el parque porque lo tengo cerca, pero aguantar a las petardillas de mis vecinas si XD
    Muy bueno!
    Besis

    Me gusta

  15. Que me meo contigo, de verdad!! Jajajaja!! Estas madres están en el parque y en todas partes!! Yo trabajo en una farmacia, y también me topo con esta fauna casi a diario… y de momento, puedo criticarlas porque no tengo hijos!! De aquí a unos años, seguramente me sorprenda encajando en uno (o varios) de tus perfiles… qué horror!!
    Un besote!

    Me gusta

  16. jajajajajajajaja No se cual me aterra más si la cotilla o la cansina.
    En mi casa hay una linea clara que nunca debes pasar, puedes contar 5 veces una gracia vaaaale………… pero el día que cuentes (sin que nadie te lo haya preguntado) lo que le has puesto al puré del niño…..ese día , empieza a preocuparte que estás perdiendo el norte .
    jajajajaja me horroriza el parque menos mal que me he liberado las mas pequeñas (mellizas) ya tienen 8 añazos yuhuuuuuuu
    Me ha enganchado el post voy a visitarte un rato 🙂

    Me gusta

  17. Pingback: Escuela Infantil GRANVIA Vistahermosa » Archivo del weblog » Blogs de papás y mamás: sobre fauna maternal en el parque, pezoneras de plata y más

  18. Estoooo… ¿y la que no va al parque, directamente? A mí tampoco me gustan y por eso no los piso. Las tardes y ratos libres paseamos (medio a pie, medio en carro, todavía) o jugamos en casa o vamos a buscar hormigueros (“la casita de las hormigas”) o a hacer la compra aquí y allá (-eto? -melón -eto? -manzana -eto?… se puede alargar todo lo que uno quiera… y acabar con la boca seca, también). Y si es por relacionarse con otros niños, creo que con los del cole y con los hijos de conocidos tenemos bastante, y al menos no me obligo a estar sin hacer nada sentada en un banco con desconocidos (o con la fauna que describes). Será que soy aún más rancia que el resto de las madres???

    Me gusta

    • Te voy a confesar una cosa……. Así entre tú y yo….
      HAGO LO MISMO! Evito las visitas al parque a no ser que pasemos por uno y el gordo tenga a bien montar el pollo por subirse al tobogán… Pero como tu, no paso, de ir de aquí para allá y de hacer cosas… ;D
      Somos unas rancias pero y lo felices que estamos sin tener que hablar de la talla que gasta el hijo o del estreñimiento de la hija de una señora que nunca he visto, eh? eh? :))))
      Besote!

      Me gusta

  19. Jajaja, pero qué bueno! Me acabo de leer tus crónicas del parque y darme un paseo por tu blog y me encanta! Ay, qué miedito da ese parque, sobre todo el punto que tiene de autoconocimiento, porque lo que más me hacía temblar al leerte es pensar ¿y en qué horror de madre me convertiré yo cuando me toque pasar allí las tardes muertas? De momento me veo un poco perroflauter pero espero no ir cagando flores por donde camine mi pichón 🙂 Besazo!

    Me gusta

  20. Pingback: Cinco madres ilustradores que no te puedes perder | Bebit

  21. Pingback: Ponerse en forma… sin excusas | Mujeres y Madres Magazine

  22. Pingback: La fauna de mis parques: madres, abuelas, padres... | AdB

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s