Hoy quiero confesar: No sé lo que vale un peine

Mientras recopilo todas las tipologías de madre que me habéis solicitado para una segunda entrega de Madres del parque, esa fauna, os tengo que confesar que en esta casa somos cinco seres vivos: Mauri, servidora, el gordo y sus dos patillas.

03_julio_2014_diariodeunaendorfina_patillacastyle

Ya me gustaría ver a los de Fructis intentando doblegar las patillas de mi niño… Ya os digo yo: imposibol.

Debería de cortarle el pelo. Lo se. Confieso que me chifla mi niño con sus pelos locos, tremenda melenaza que gasta la criatura. Locatis me tiene. Pero el pelo le crece pa’lante así dejándole las patillas casi horizontales y no hay forma de esconderlas detrás de las orejas… Una fuerza superior hace que salten todos los obstáculos orejiles para que blinden la cara de mi niño allá donde vaya y parezca Curro Jimenez versión junior >.<

03_julio_2014_diariodeunaendorfina_wildthing

Y es que en esta santa casa la frase “Vas a saber lo que vale un peine” es un pa’ná porque ni tenemos ni usamos ni se le espera. Compramos uno cuando Óscar era un baby, y nunca le gustó eso de que le mesaran los pelicos. Salió a los padres, rebelde, capilarmente hablando. Y para muestra, un botón:

03_julio_2014_diariodeunaendorfina_oscarmelenas

¡A mi me encanta! Pero pasa tanto calor el angelico que en breve se lo tengo que cortar… De solo pensarlo me entran escalofríos porque la última vez que se lo cortamos montó tal pollo que todo el centro comercial se acercaba en peregrinaje a ver a quién estaban arrancando a tiras la piel a quién. Aún oigo sus berridos.

03_julio_2014_diariodeunaendorfina_rockmebaby

En fin, hasta que resolvamos el misterioso caso de las patillas con vida y rebeldes sin causa o en su defecto le cortemos el pelo (cruzo los dedos y rezo porque sea un corte civilizado), disfrutaré imaginándome al gordo meneando su melenón al ritmo de Rock & Roll, Madafacaaaaars ooh yeaaah!

Cónicas del parque II parte – Las madres, esa fauna

En la anterior Crónicas del parque hablaba de la fauna infantil que hay en mi barrio, pero un capítulo aparte merecen sus madres, esa fauna maternal (y paternal, pero menos) que me encuentro cada día en los alrededores de nuestra casa.

Que no me mola el parque es por todos sabido, no solo por la arena, ni por la mierda que nos encontramos cada día allí, sino por la, a veces interacción y otras ausencia de la misma con las mamás/papás de otras fieras. Vamos que no soy la única que pasa del parque. También hay algún buenpadre, y alguna buenabuela, pero la abrumadora mayoría son mamás. Esto es así y los pimientos son asaos.

Después de casi un añito de observación puedo exponer algunos tipos de madres de parque:

24_junio_2014_diariodeunaendorfina_lamadrepija

La madre pija: Es esa que siempre va muy estirada, enfundada en una falda lápiz y con taconacos de vértigo, con la cabeza alta y ademanes exquisités. Se la detecta por sus eses líquidas y porque casi nunca se sienta en los bancos del parque, se queda de pie con los brazos cruzados evitando contacto y vigilando en la lontananza a su churrumbel, generalmente vestido de la época de Luis XVI. Un día hablas con ella y descubres que tiene su puntico, pero cuesta. Lavirgen si cuesta.

Diagnóstico: No. A ella tampoco le mola el parque.

24_junio_2014_diariodeunaendorfina_lamadrefriki

La madre friki. Esa madre que no suelta el móvil hasta que su hijo/a se empotra en el tobogán. Se dedica a contar en sus redes sociales lo coñazo que es ir al parque, lo que se aburre, lo cerdísimo que está, hace fotos a su guacho/a, y reenvía chorradas y/o vídeos de la criatura por wassap como si no hubiera un mañana. No se relaciona con nadie (bueno, con su hijo/a sí. Aunque no siempre). Frikea.

Diagnóstico: Tampoco le gusta el parque, pero su frikismo hace que se la pase rápido.

24_junio_2014_diariodeunaendorfina_lamadreausente

La madre ausente. No estaba muerta, que estaba de parranda. Dícese de aquella que enchufa a las criaturas en el parque y se va a hacer la compra o a fumarse un piti bien lejos o a hablar por teléfono, o simplemente desaparece. Sabes que tiene que haber una madre porque hay niños de más, no te salen las cuentas. Por lo general suelen ser las madres de los niños porculeros del parque. 

Diagnóstico: A esta madre el parque le hace la cobertura, aunque gustar gustar, no es que le mole mucho. Y sus hijos, menos.

24_junio_2014_diariodeunaendorfina_lamadrecologica

La madre ecológica. Aquella que te pregunta cómo haces el puré de verduras, y cuando le cuentas tu sistema revolucionario de congelar ordas vikingas de tuppers de purés desarrolla un pequeño tic. Porque ella, te explica, lo hace cada día, uno diferente, para estimular todos los sabores y por supuesto al vapor para conservar todas las maravillosas facultades de las verduras. Usa pañales ecológicos para su criatura, hace cremas caseras, es megafan de lo orgánico, y nunca ha comprado un potito en su vida. Para ella eres el coco, pero es simpática -al menos te habla-  y parece buena persona, intensa, pero maja.

Diagnóstico: Le gusta lo que le gusta a su hijo/a, ergo le mola el parque, porque su hijo/a se expresa en libertad (y a veces también reparte ostias como panes en libertad… pero bueno, eso ya es harina de otro costal…)

24_junio_2014_diariodeunaendorfina_lamadrecaraperro

La madre caraperro. Aquella madre a la que no le preguntas ni la hora no vaya a ser que se cague en tus muertos. Tiene cara de pocos amigos, no se relaciona con nadie pero ni pizca ganas que parezca que tenga (igual está podrida precisamente por eso, por estar sola) y en ocasiones siento miedito cuando hay tiene lugar un mínimo contacto visual o su criatura interactúa con mi gordo y éste le empuja. Sufro en silencio. Digamos que no tiene el toto pa ruido

Diagnóstico: Odia el parque y a la humanidad.

24_junio_2014_diariodeunaendorfina_lamadrentregada

La madre entregada. Esa que nunca serás. Es aquella madre feliciana que aplaude todo lo que su pequeño haga, sea lo que sea. Se la ve absolutamente entregada a su churrumbel, y presume constantemente de él ante las otras madres. A veces es pelín cansina, pero se la ve tan realizada con su maternidad y ese triple brillo en los ojos, que enternece. Por lo general juega con su nene/a, se sienta con él/ella, hace figuras de arena, y también habla con otras madres para contar que su hijo/a come, duerme y descome rebien. Simply The Best.

Diagnóstico: Le rechifla el parque.

¿Adivináis qué madre soy yo? Un, dos, tres, responda otra vez…

¿Y vosotras? ¿Qué madre sois? ¿Qué tipo de madre echas en falta en mi estudio maternoparquil?

 

Y en tu PARTY me colé

El sábado 24 de mayo nos juntamos la I Promoción de Malasmadres Around The World :)

Mis compis de fiesta han contado en sus blogs (*) cómo fue y cómo vivieron #LAPARTY24M, lo mucho que nos divertimos y lo muchísimo que me la peló quién ganara, si el Real Madrid o el Atleti. Bueno, no, miento, esto sí nos que nos mantuvo en un sinvivir por la promesa del marinovio de mi querida Martika.

Pero antes de meterme en barrena, quiero pedir ovación cerrada para la Jefa de las Malasmadres y todo su equipo porque joder, nena, la que montasteis fue fina filipina. No solo estaba todo pensado hasta el mínimo detalle, sino que estaba precioso. El puestecito de Confeti en los Bolsillos, las flores de Flores en el columpio, ese Photocall curradísimo con tocados de Lucía Be y pañuelos de Lavand y esas pedaaaazo de fotos que se curro mi amiga Eva, la galería de Nonabox, los magos que te sorprendían con juegos de cartas por la escalera o el monologuista que te preguntaba de donde eras… A destacar esos cacho de GTs MARAVILLOSOS para los que merecía la pena esperar esas largas colas… El camarero estaba realmente desbordado, ¡Con razón!

Muchas esperabais dibujines que ilustraran este post de la party… Pero es que sois tantísimas con las que estuve, pero estaría hasta el domingo dibujandoos y no es plan, que este finde también me voy a malamadrear con mi mejor amiga a Sevilla ¡Y olé! Y tengo mucho curro que acabar antes de irme… Así que de antemano sorry, no me da la laif ^^ 

Para compensar os tengo que dar las gracias porque me lo pasé bomba, hablé y me reí como nunca, encontrándome con conocidas, amigas y conociendo a otras tantas que me moría por conocer.

Disfruté enormemente de Luci, mi invitada sureña, ¡Se me hizo taaan corta tu estancia! Pero ya sabes que hay que repetir ;) También de mi Batmami y Frikeriza, mis preñis queridas, las cuatro fuimos motorizadas a la Despedida de soltera (Palabra clave para la recepcionista que con una sonrisilla disimulaba lo mucho que estaba flipando ante el desfile de jamelgas peripuestas) que nos tenía montada la Sra. Desmadre en la terraza de su hotel, ¡Gracias por invitarnos! En la puerta nos esperaba puntual Ángela.

Una vez arriba, contemplando unas vistas alucinantes de la city, conocí a Violeta, la artífice de unas fotos chulísimas que podéis ver en su blog y una sonrisa siempre cerca de su objetivo, y saludamos a la avanzadilla Pre-party: Aida, Ana Dra Jomeini, Patricia, Sara, LauraIrene, Ana de la Refamilia, etc…

FotogrupoMalasmadres

Pasadas las ocho y media fuimos hacia el Hotel Emperador, lugar donde iba a tener lugar la PARTY. Cuando llegamos allí, hordas vikingas de malasmadres hacían cola para recoger su acreditación. Después del pequeño caos inicial, y una vez llegadas a la terraza solo pudimos decir “OMG!” ¡La que allí había montado! Qué pasada… Estábamos todas empanadas mirando a un lado y a otro sin saber donde posar la mirada de tanta cosica bonica que había allí… Hasta que Eva nos dijo que Photocall al canto, y nosotras que somos chicas obedientes posamos para ella con todo nuestro Glam :P

PosandoenelPhotocallY empezó la fiesta con reencuentros como con Urbanmon (la rubiales de la foto de rriba ^^), y un montón de mujeres tan ávidas de fiesta como servidora :) Un mago nos abordó a Luci, Batmami, Ángela y a mi para hacernos un truqui de magia y nos dio la risa floja, ¡Estábamos tan tolis como cuando salíamos con 15 años!

Mepartoymetroncho_LAPARTY24M

Me encantó conocer a Sheila, a Leti, a Alejandra y a Nuria, ¡Qué grandes descubrimientos! Desde luego unas grandes compañeras de fiestas, ¡Qué risas más buenas nos echamos! Ese momento Pañuelo, jajajaja… Aaaay nenaaa, que me lo quitaaan de las manosss, oigaaa! jajajaja… Se me hizo corto chicas ^^

tajadetas_LAPARTY24M

Destacar las charlas buenas que nos echamos las compañeras malasmadres de trabajo de Mauri, Almu y Vane, que se apuntaron a la fiesta, ¡Gracias chicas por guardarme la vez en la fila de los GTs!, el encuentro con mis chicas La madre de Diego, y Eva hablando del chulazo de los tatoos; también con Lacitos on the DoorPilar, Gessamí,  MariaLu, Esther (que iba tajadilla y estaba de lo más divertida), con Peineta, Diana, Ana, Sara, con Martika, Úrsula, Lorena, y un largo etcétera… Hubiera necesitado un fin de semana entero para hablar más y mejor con cada una de ellas… Tengo la sensación de haber estado con todas y con ninguna.

BeSelfie_LAPARTY24M

Cuando la barra libre se terminó nos desalojaron porque éramos muchas las que estábamos poseídas por el espíritu de la conga y queríamos más… Pero cuando fui al guardarropa a por la chupa, empecé a no notar los pies, encaramados a unas cuñas monérrimas e ideales, pero que me estaban haciendo unas ampollas del tamaño de un hongo… Vamos que caminaba como Robocop.

Con dificultad salí de allí y como si de una peregrinación a la Meca se tratara, unas cuantas (Luci, Mama Gnomo, Mami al borde de un ataque de nervios, Y ahora también mamá, y un par de chicas más que me perdonen pero no me acuerdo de sus nombres :S) nos fuimos a adorar al ídolo: Mc Donald 24h… A las tres y pico de la madrugada y no habiendo comido mucho por lo que rajamos, ¿Hay algo mejor? NOOO! Allá que fuimos, pero la Gran Vía era un hervidero de gente locatis celebrando la victoria del Real Madrid, y ya os podéis imaginar como estaba… Como el metro en hora punta. Más adelante encontramos un puesto de pizzas y allá que fuimos cual lobas…

A estas alturas, la sangre dejó de llegar a mi dedo gordo del pie derecho, hecho una ampolla en sí mismo, así que Luci y yo anunciamos retirada (la criatura llevaba un taconazo digno de admirar!). Las demás se iban al Café Larios donde la juerga seguía.

Aún no se cómo tuvimos la potra de pillar un taxi, no sin antes pelear con una loca que salió de la nada y reclamaba el taxi para si misma, y que un trozo de petardo impactara en mi trasero ¬¬ … No pasó a mayores, un moratón más para mi galería de los cardenales… Me daba igual, ¡Por fin sentadas! Diooox, estaba muertamatá!

En resumen, fue una noche estupenda, me diplomé en Malamadre, me fui con un pañuelo monérrimo de Lavand, degusté unos GTs brutales, me jarté a reir, me lo pasé de arte, y… ¡¡Quiero MÁS!!! 

¡¡Vivan las Malasmadres!!!

#LAPARTY24M

 

 (*) Pequeboom, Blog de una embarazada, Diario de algo especial, El club de las malasmadres, Violeta Rodríguez, Madre primeriza

No me chilles que no te veo

Hoy quiero hablar de un fenómeno que tiene lugar en esta santa casa de un tiempo a esta parte.

Y es que el gordo tiene a bien comunicarse a gritos.

Para todo. Cuando quiere el papeo, cuando no, cuando quiere enseñarme algo, cuando se enfada, cuando me quiere… Y mira que nosotros, sus padres, no hablamos alto, sobre todo el padre, que es muy de hablar para el cuello de su camisa.

Puedo estar a su lado, pegados cara a a cara mientras vemos El Rey León por decimocuarta vez, y llamarme a voces. Como si me fuera a evaporar y tuviera que asegurarse que sigo ahí.

20_mayo_2014_agritos

Bien podría ayudar al afilador que se pega garbeos por el barrio cada quince días con su potente voz gritando “el afiladoooor” -sí, aquel ser mitológico sigue existiendo por estos lares- mientras esa melodilla inquietante y de psicokiller sale de su bici tuneada…

Por diox, tengo los tímpanos agonizando. Necesito el fujitsu

“¿Por qué gritas así, criatura, -le pregunto- no me ves que estoy aquí, que me tienes cogida la mano?”

Pequeño ser anárquico… Él quiere mi atención, y sabe que así, elevando los decibelios a niveles de contaminación acústica, la tiene aunque sea para repetirle una y otra vez esta pregunta retórica o simplemente ponga los ojos del revés, en blanco, y jure en arameo mientras apunte en la agenda hacerme una revisión en Gaes… 

Con mi miopía, de seguir así desde luego podríamos protagonizar un “No me chilles que no te veo. El Musical”. Risas -y sordera- aseguradas…

Descubriendo el mundo

Llevo tiempo apuntando mentalmente cosas que va descubriendo el gordo y que me hacen esbozar una sonrisota. Y como mi memoria es blandurri, lo iba añadiendo a este post que no acababa de ver la luz del sol.

Una tarde calurosa paseando hacia el parque, Óscar descubrió una mancha negra que le seguía allá donde fuera. Al principio yo no sabía porqué leches corría, se paraba en seco, después hacía alguna pose monguer (indiscutible herencia materna) y señalaba la sombra, me miraba, chapurreaba algo en su lenguaje y abría mucho los ojos. Y sonreía. La emoción del descubrimiento le volvía locatis.

Tuvimos juego para toda la santa tarde. Me imagino que en su gordicerebro debía ocurrir más o menos esto:

14_mayo_2014_diariodeunaendorfina_descubriendolasombra

Otro día poniéndole un pantalón del chandal que tenía bolsillos, le mostré los mismos metiendo mi mano en ellos. Me puso su mejor cara de “este mensaje se autodestruirá en 5 segundos” o lo que viene siendo un “me la pela” Grado 1, así que pasé del tema. Le enchufé el pantalón y a otra cosa mariposa.

Cuál fue mi sorpresa cuando le veo pasear con una cara de feliciano way of life total, y los bolsillos abultados, sobresaliendo piezas del puzzle que precisamente yo estaba recogiendo. Cuando le pregunté por ellas se limitó a encoger los hombros y diciendo “¿Donetán?” (=¿Dónde están?). Se dio la vuelta feliz con su descubrimiento y con los pantalones medio caídos del peso…

14_mayo_2014_diariodeunaendorfina_topalabuchaca

Será joíocrío… Me parto de la risa, como cuando tuvimos que recoger todo el parque de basura (modo ironía ON) ¬¬

El gordi es muy apañao él y después de merendar su sandwich de jamón york tira su correspondiente envoltorio a la basura. Y en casa, igual.

Hasta ahí bien. Qué bonico y qué bien enseñado y tal… Sí, pero ¿Qué pasa cuando vas al parque y éste está lleno de latas vacías de refresco, de envoltorios de bollos, colillas y demás?? ¿Cómo leñe le explicas que eso no se recoge -y ya se había puesto a faenar la criatura, ojocuidao-, si siempre le has explicado que eso es caca y la caca va a la basura?

Para no cortocircuitar su cerebelo de 2 añicos, hete ahí a madre e hijo, mano a mano, haciendo tremenda labor social a la comunidad recogiendo las mierdas que otros han dejado. Maravilloso.

14_mayo_2014_diariodeunaendorfina_comandolimpieza

Nota mental: En cuanto crezca un poco más, explicarle detalladamente este punto…

Hoy quiero confesar… Que soy una torpe

Inauguramos sección: Hoy quiero confesar, un rinconcico donde contaros mis cosiñas, mis tontás o más inconfeseibols sicrets, al más puro estilo tonadillera, a pechodescubierto, ahí, con sentimiento.

diariodeunaendorfina.hoyquieroconfesarPara estrenar la sección os voy a confesar algo que la mayoría sabe y otros tantos sospechan: soy torpe, me tropiezo, se me caen las cosas, me mancho… Y un largo etcétera que me acerca a Mister Bean en versión fémina.

De pequeña confiaba en que con la edad el tema mejoraría, pero no ha hecho más que ir in crescendo. Cada año subo un nivel más en la escala de Torpes of the Year. Y he llegado incluso a la Categoría Premium.

diariodeunaendorfina_torpeoftheyear

Para que os hagáis una idea, soy capaz de bajar del coche y caer de rodillas. De verdad, aunque lo intentéis, no podréis. Soy la Bridget Jones ibérica, la Lina Morgan new generation.

Creo que he chocado con todos los muebles de mi casa, mis piernas y muslámenes bien pueden atestiguarlo; hay moratones que se han quedado pa’siempre ahí. Deben de pensar, ¿Pa qué irnos?, ¡Si te molamos! ¡Confiesa! xD

diariodeunaendorfina_soytorpe_3

Tengo atracción por las manchas en la ropa o en la cara. Soy de las que se zampa un helado y se va tan pichi por la calle con el morrámen lleno de chocolate (pensando, clarostá que voy limpita). Esto es una mezcla de despiste, guarrindonguería y la niña que llevo dentro que se niega a abandonarme. Por supuesto, también hallareis restos de ese helado en la camiseta.

diariodeunaendorfina_soytorpe_1

Recuerdo una falda de lino que tenía que siempre, y cuando digo siempre, es que siempre acababa manchada con algo en general, y de atún en aceite en particular. La llamaba la falda-delantal. Yo sola acabé con el Cebralín de aquella empresa. De hecho, creo que lo compraban por mi u.u’

diariodeunaendorfina_soytorpe_2

Cuando vivía con mi amiga Ana, la mujer mezcló sus cosicas con las mías en un alarde de amistad desmedida y amor fraternal. Rompí (sin querer, ojocuidao) varios ceniceros (que formaban parte de una colección monérrima con dibujines y eso) y copas de vino de esas elegantonas. Cuando tocaba fregar recuerdo que me decía “ya lo hago yo, nena…“. Sufría en silencio, la criatura.

diariodeunaendorfina_soytorpe_4

Recuerdo la primera escapada que hicimos el padre endorfino y yo. Empezábamos a salir, estábamos tolais perdidos, suspirando corazoncitos por la ciudad de Valencia, prometiéndonos amor eterno y eso, cuando entramos en una tienda de souvenires y… Arrollé con mi superbolso y empane habitual los imanes colgados que allí se hallaban :S ¡Y dos veces! Mauri me miraba ojiplático pidiéndome que le esperara mejor fuera si eso… ¡Ains que apuro! El hombrecillo de la tienda no me dejó pagarle los imanes rotos >.< (debía de pensar, ¡Vade retro, Satanás! Fuera de aquí, bicho) y Mauri me disuadió, cuco de él, de entrar en cualquier otra tienda :(

Procuro poner más atención y no ir como las locas por la vida, pero esta es la idiosincrasia endorfina. Si me quereis, quedarsus ;)

Un dragón llamado Jordi

Hoy voy a celebrar el día de Sant Jordi con un cuentito chorra sacado de mi imaginación, esa donde pastan dragones adoreibols con gafas que hablan, leen libros de aventuras y donde el mundo es un poquito mejor ^^ ¡A disfrutar de este día! Espero que os guste ;)

Érase una vez un dragón llamado Jordi al que le gustaba mucho leer. Sus hermanos y él vivían pacíficamente en lo alto de una colina, alejados de los caballeros andantes que eran muy pesados y siempre llegaban allí diciendo “¡Acabemos con el dragón!”, como si solo hubiera uno… Ángelicos.

Cuando les oía llegar jaleando sus caballos y gritando como verracos, Jordi les miraba por encima de su libro y de sus gafitas mientras se preguntaba “Amos digo yo… ¿no tendrán otra cosa que hacer?” 

Así que un día jartito de que estos ataques, y de ver que sus hermanos se morían de miedo, salió con su libro bajo el brazo, cogió la única rosa azul del rosal y se acercó al grupo de caballeros, que nada más verle avanzar hacia ellos empezaron a retroceder mientras abrían mucho los ojos.

Jordi sintió su miedo, por eso sonrió y les extendió la rosa: “No temáis que no voy a haceros nada. Cómo veo que os aburrís bastante, porque no hay día que no vengáis por aquí, os propongo que leáis un rato, un libro de aventuras, por ejemplo, cómo este que yo llevo, ¿Queréis que os lo preste? ¡Tiene un montón de dibujines!”

Ojipláticos y despavoridos los caballeros que se creían muy valientes salieron corriendo en dirección contraria a Jordi.

Extrañado Jordi se preguntó “¿Será que no saben leer?

Lo que nunca supo el bueno de Jordi era que oír hablar a un dragón fue lo que les ahuyentó para siempre a esos hombres malos y aburridos. 

¡Feliz día de Sant Jordi! 

23_abril_2014_diariodeunaendorfina_feliçsantjordi

Cómo conocí a vuestra Malamadre

Ayer estuve con una amiga que lleva mes y medio de mamá. Conocimos a la pequeña y preciosa Marta, y aunque con chiribitas en los ojos me decía que cagaba amor con la pequeña, me confesó que era duro, que estaba rota, que no dormía, que estaba siempre cansada; pero que cada vez que podía se escapaba con las amigas de cañas. Que le daba la vida.

Entonces le hablé de un Club donde debía entrar: El club de las Malasmadres

No se me asusten que no es pa’tanto. El término “malas” es cariñosón, de la misma forma que yo llamo a mi hijo “El gordo“. Las malasmadres no somos tan malas cómo nos pintan, somos unas cachopanes que queremos arañar cinco minutos más al despertador aunque nuestro hijo esté saltando en nuestra cama con el barco pirata enterico de los Playmobil (y te caigan naúfragos en el ojo… Da igual, en peores circunstancias hemos echado una cabezadita). Todas queremos a nuestros polluelos pero soñamos con momentico de paz. Semos asín. Si me hacéis el favor, os invito a que hagáis click sobre el link y descubráis el Club junto con Claudia, la mamá cansada de Martita.

Para saber si una es una malamadre, hete aquí estos 5 sencillos pasos (si haces click sobre cada paso veréis de qué forma los cumple servidora…)

diariodeunaendorfina_cover_album_malasmadres

diariodeunaendorfina_malasmadres_paso1

diariodeunaendorfina_malasmadres_paso2

diariodeunaendorfina_malasmadres_paso3

diariodeunaendorfina_malasmadres_paso34

diariodeunaendorfina_malasmadres_paso5

¿Cree que los cumples? ¿Tú también eres una Malamadre? ¡Bienvenida! :)

Le doy las gracias encarecidamente a Laura y Verónika por la creación de este club tan necesario como divertido, así como la organización de cada uno de los saraos que están montando y a los que me pienso apuntar como si no hubiera un mañana. Os dejo con el eventazo en la tienda Lavand patrocinada por Cybex (tan bien representada la marca por Hugo, ese CM que se mueve entre madres como pez en el agua ^^), ¡Qué ganas de que llegue la PARTY!

diariodeunaendorfina_album_evento_malasmadres

Malamadrea con nosotr@s en Facebook y en Twitter ^^

La pirámide del amor

Óscar os quiere confesar sus gustos principales, haciendo un mix entre las cosas comestibles y las que no…. (Por cierto, no os conté que hace tiempo que le cortamos el pelo… episodio que da para otro post, porque gensanta, la que nos montó…)

8_ABRIL_2014_diariodeunaendorfina_oscarpresenta

Un día la frikeriza me dio la idea de organizarlo todo en una especie de Pirámide del amooog, y me pareció muy buena idea, así que, haciendo un resumen (porque son muchas las cosas que le gustan..) estas serían las básicas e imprescindibles en la vida de mi gordo:

8_ABRIL_2014_diariodeunaendorfina_piramidedelamor

Óscar no puede vivir sin su mono Amelio (Am para los amigos), amor de sus amores, primer amigo y bálsamo oficial de ansiedades, pero he de decir que cuando le plantas un plato de comida frente a sus narices, Amelio es vilipendiado y lanzado a tomar por culo: El papeo es es el papeo. Y punto pelota.

  1. En la cúspide, no puede faltar ni el pan ni el bizcocho de mi tía, casero, sin lactosa y con poco azúcar. Llama a las dos cosas por igual “Pa“. El catalán se va notando: Bizcocho en catalá es Pa de pessic, y pan es pa. Vamos, que la economía del lenguaje de mi gordo funciona a las mil maravillas… No hay día que no repita la palabra “Pa” unas diez veces al día (aunque solo se lo damos una vez al día). Podría entrar en este grupo el pan de molde.
  2. En segundo lugar, los lácteos… ¿A qué niño no le gustan? Es oir la palabra “yogur” y volverse los ojos del revés. Y la leche se la bebe como si no hubiera un mañana.
  3. Es ponerle garbanzos, pescado blanco y/o los guisantes y aplaudir. Sí, lo habéis leído bien. Óscar, como sus tíos (usease, mis brothers), se pone tan contento que canta, bailotea y aplaude cuando le ponen para comer/cenar alguna de estas tres cosas… Y si está todo junto, mejor que mejor.
  4. Su monito. Desde que nació le acompaña en sus juegos, duermen juntos y le profesa amor eterno. El día que nos olvidamos del mono: Drama nacional.
  5. ¿Qué decir de Chewy? Ya lo sabéis todo! Óscar la llama cada día como si por arte de magia fuera a entrar por la puerta de su cuarto (confieso que utilizamos tanto Mauri como yo el nombre de la Chewy como comodín del público para convencer al peque de hacer algo, y ¡Funciona! ^^)… Angelico mío, está deseando verla. Aunque no he sido capaz de decirle que en Barcelona ha conocido al batbaby, churrumbel de la Batmami y ha surgido el amor… Pobre mio u.u’
  6. Y en último lugar, y por este orden: Papi (=Peppa Pig), Mau (= Mickey Mouse) y Boba (= Bob Esponja). No se cansa de verlos en cuentos, en la tele, en muñecos… Puñetero merchandising.

En fin, en general estamos en una etapa en la que ya define muy bien lo que le gusta y lo que no… Y ya ha empezado con la ropa, ¡Ay la que me espera! Aunque por ahora, se deja convencer… ¿Hasta cuando? Continuará